Público
Público

Cayo Lara: "Merkel viene este jueves a pasar revista a las tropas"

El coordinador federal de IU arranca el curso político previniendo de los riesgos de un segundo rescate y advirtiendo de que el "examen" que impondrá la canciller alemana a Rajoy comportará nuevos "deberes" para

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esta es otra de esas semanas agónicas para España y para el Gobierno, con el jueves marcado en rojo en el calendario. Entonces se espera que el Banco Central Europeo (BCE) exponga las condiciones para una compra de bonos de deuda de los países en dificultades. Y el jueves llegará a la Moncloa Angela Merkel. Una visita clave por cuanto evidenciará qué quiere Alemania que haga (más) Mariano Rajoy, si apuesta a las claras por que Madrid demande ayuda a los fondos de rescate europeos.

Ambas citas clave sostuvieron esta mañana la rueda de prensa de arranque del curso político de Cayo Lara en la sede federal de Izquierda Unida. En primer lugar, el único mensaje que espera su formación es que el BCE –'Nuestro banco', dijo expresamente, para señalar que debe estar al servicio de la UE y de sus ciudadanos– retome la 'compra de deuda soberana para acabar con la especulación' que está quemando las posibilidades de futuro del país al 'aumentar la partida del pago de intereses'. De hecho, el techo de gasto que aprobó en julio el Ejecutivo (y que revalidaron las Cámaras) contempla que en 2013 se pagarán 9.114 millones más por este concepto.

Pero Lara representó también a la canciller alemana como la general que viene a poner firme a Rajoy. De hecho, expresó, 'el único plan del Gobierno es el de Merkel'. La jefa del Gobierno 'viene a pasar revista a las tropas, viene a pasarle examen', y en ese examen, añadió el coordinador federal de IU, 'le pondrá deberes para el nuevo curso, es decir más condicionalidad para el rescate'. Más recortes.

A juicio de la federación, Alemania 'se está equivocando', porque si sigue atornillando más a España, se hundirá el consumo y 'la locomotora de la exportación' germana se ralentizará. Además, IU se opone a un segundo rescate que traería, según su lectura, más recesión, más 'sufrimiento' y más paro. Lara ya comenzó a reclamar desde el último Consejo Político Federal de su formación, en julio, y lo volvió a hacer hoy, una auditoría de la deuda soberana, para discernir qué parte de ella es 'ilegítima', fruto únicamente de la especulación.

El líder subraya que las políticas de Rajoy ni siquiera contraen el déficit

 El líder de IU repasó después los principales temas de la agenda política que han copado el verano: desde el 'apartheid sanitario' –la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles–, el 'calvario administrativo' que deberán sufrir los nuevos parados que se queden sin prestación para solicitar acogerse al plan Prepara, la vía libre para la creación del banco malo o la subida del IVA que entró en vigor el pasado sábado. Todo se resume, para la federación, en que el Gobierno ha echado 'más gasolina' para las calles –ya se lo dijo Lara a Rajoy cuando este anunció la nueva tanda de recortes el pasado 11 de julio– y 'más desesperanza' para los ciudadanos. Sin que la política de 'ajuste duro' suponga además, subrayó el líder, que se haya conseguido siquiera el objetivo irrenunciable para el Ejecutivo: la reducción del déficit. Reveladoras son para la federación las cifras dadas por Hacienda la semana pasada: el agujero en la Administración central, hasta julio, es del 4,62%, cuando la meta para todo 2012 era del 4,5%.

Pero también que el PP está 'violando un día sí y otro también' su propio programa electoral, razón por la que IU exige, en total sintonía con CCOO y UGT, la convocatoria de un referéndum, para que los ciudadanos se pronuncien sobre los ajustes. La federación se seguirá movilizando activamente con los sindicatos -como ha hecho 'desde el minuto uno', enfatizó- y les arropará en las manifestaciones del próximo 15 de septiembre.

IU ya tiene operativa la maquinaria electoral para la doble convocatoria del 21 de octubre. Aunque ambos comicios tienen sus particularidades autonómicas, la federación quiere convertirlas en una suerte de plebiscito sobre las políticas del Ejecutivo. Que gallegos y vascos 'castiguen' en las urnas a Rajoy, en palabras de Cayo Lara.

Es en Galicia donde IU tiene todas sus esperanzas puestas. Por dos razones: las encuestas le conceden el regreso al Parlamento después de tres legislaturas en blanco y en Euskadi la marca sufrió una terrible fractura entre los partidarios de Javier Madrazo (que retuvieron las siglas antiguas, Ezker Batua) y los alineados con la dirección federal, los de Mikel Arana (que fundaron Ezker Anitza-La Izquierda Plural). En Galicia se están acelerando estos días las negociaciones para constituir un frente de izquierdas con Anova, la escisión del BNG liderada por el histórico Xosé Manuel Beiras. Y, como reconoció Lara hoy, el diálogo camina 'en la buena dirección'. Prospere o no, todo deber quedar cerrado el próximo viernes, fecha tope para registrar las coaliciones electorales.

El objetivo es el 'entendimiento programático', pero fuentes de IU asumen que un escollo importante es también la composición de las listas. Esquerda Unida, la marca autonómica de la federación, aspira a liderar la candidatura –con su coordinadora, Yolanda Díaz, al frente–, ya que son el socio fuerte y los sondeos le otorgan un diputado incluso sin aliados electorales.