Público
Público

Cayo Lara: "No pasarán los de la teletienda, Rajoy y Rubalcaba, joder, que ya está bien"

IU prevé un debate aburrido entre Rubalcaba y Rajoy en el que ambos se acusarán de recortar // La federación presenta un recurso ante el Supremo contra el cara a cara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cómodo, sembrado. A Cayo Lara se le veía indiscutiblemente suelto hoy. Departió sobre democracia, mercados, Afganistán, Grecia, Italia, Monarquía, República, empleo, servicios públicos, políticas sociales... Y del debate, claro, del debate.

'Lo mejor que podemos hacer hoy es apagar la televisión e irnos a tomar una copa con los amigos, si tenemos algunos recursos'. El candidato despachó con frescura el duelo de esta noche entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy. Aprovechaba una idea que ya lanzó su compañero de IU Gaspar Llamazares en cuanto se supo que PSOE y PP habían pactado un cara a cara. Pero también reflejaba que IU quiere minimizar todo lo posible el impacto de una cita televisiva a la que no ha sido invitada y por la que ha protestado hasta la saciedad. De hecho, hoy está previsto que formalice su recurso ante el Tribunal Supremo. 

Al final habrá muchos votos a PP y PSOE y la gente se preguntará 'por qué compró la sartén', ironiza Lara

Lara tenía esta mañana un público con el que poder relajarse: el centenar de estudiantes que abarrotó el Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alicante, en Sant Vicent del Raspeig. A los chavales les contó lo que ha venido diciendo en los últimos días: que esta noche los españoles verán un 'debate de recortadores', en los que Rubalcaba y Rajoy se echarán en cara los ajustes aprobados en el Gobierno central y en las comunidades que ya congtrola al PP. 

El candidato de IU rescató una imagen que ya utilizó en la última rueda de prensa de precampaña, el pasado jueves en Toledo: el cara a cara no es más que un 'debate de teletienda'. 'Tú aprietas un botón a altas horas de la noche, cuando estás aburrido y sale una señorita o un señorito y sale con una sartén, y te dicen que es muy buena, aunque se le pegara la tortilla...', empezó a comparar Lara, provocando la hilaridad del auditorio... y de la prensa. 'A las 17 noches, el tío sigue así y llega un momento, no se sabe por qué, en el que compras la sartén. Y luego te preguntas que para qué la has comprado, si no sirve para nada, que vaya gilipollez. Pues esto es el debate a dos: Rubalcaba, Rajoy, erre que erre, y al final habrá un montón de votos en las urnas y al día siguiente mucha gente se preguntará por qué ha comprado las sartenes'. 

'Es una espiral de violencia permanente contra los ciudadanos', dice sobre Italia y Grecia

El candidato saltó del debate a otros temas: las ayudas a la banca –'La mayoría no debemos pagar por lo que han hecho cuatro sinvergüenzas'–, la corrupción –dijo que en el País Valencià hay algunos 'palomos ladrones', por la incidencia de Gürtel y Brugal–, el 'robo de la democracia'... pero al final de su intervención inicial volvió al debate con una admonición distendida a los estudiantes: 'No pasarán los de la teletienda, joder, que ya está bien'. 

Los alumnos fueron participando, interpelando a Lara, pero también al cabeza de lista por Alicante, Víctor Domínguez, profesor de Filología Francesa de la propia universidad, y Esther López Barceló, coordinadora federal de Juventud de IU y diputada autonómica en Les Corts Valencianes. El candidato hubo de contestar asimismo a las preguntas de actualidad. Y entre ellas estaba la situación de Grecia, con un primer ministro ya tumbado por la crisis, Yorgos Papandreu, e Italia, cuyo premier, Silvio Berlusconi, está al borde de la dimisión.

Han sido los poderes económicos y los mercados, sostuvo el líder de IU, quienes han 'impuesto' el Gobierno de concentración en el país heleno. 'Han dado un paso más, han dicho que los griegos no pintan nada. ¿Adónde hemos llegado? ¿Esto es una democracia? ¿Podemos decir que estamos en una dictadura de los mercados y que nadie se asuste porque lo digamos? No es esto la dictadura del proletariado, es la de los mercados, la del FMI, el BCE...'. Frente a ello, la receta: 'La ciudadanía tiene que reaccionar, porque nos están quitando nuestros derechos, nuestra soberanía, nuestra soberanía, nuestra personalidad, y camino llevamos [en España]'. Añadió que urge la 'resistencia', incluso de la 'derecha patriota'. Italia, por su parte, 'está en la misma onda'. 'Es que el problema es global. Es una espiral de violencia permanente contra los ciudadanos'.