Público
Público

Cayo Lara: "Si Rajoy ataca a los trabajadores, habrá condiciones para una respuesta sindical"

Entrevista al coordinador federal de Izquierda Unida. Defiende que "no se deben aguantar" más agravios a los derechos laborales "sin ofrecer más resistencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cuadro no puede ser más simple: un lienzo blanco, inmaculado, con las cuatro esquinas pespunteadas por cuatro brochazos de curvas amarillas y gruesos puntos verdes. En el centro, un humilde mendrugo de pan correoso, barnizado y pegado sobre la tela. La carga política figura en una leyenda escrita a mano en la parte inferior y que, con una flecha roja superpuesta, apunta al pedazo de pan: “Próximo salario mínimo, si lo permitimos”.

Un mensaje demoledor, mordiente. Pero eficaz.

A Cayo Lara (Argamasilla de Alba, Ciudad Real, 1952) le obsequió con ese cuadro un vecino del barrio donde vive en Madrid (Embajadores), pasadas las elecciones generales del 20-N. 'Creo que es afiliado a CCOO y se lo dejó para que me lo diera al mecánico que tengo enfrente de casa. Lo pintó el 23 de noviembre. Y era una premonición de la congelación del salario mínimo', relata Lara. Y así fue, el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, nada más llegar a la Moncloa, anunció su congelación dos días antes del tijeretazo del Consejo de Ministros del día 30. El coordinador federal de Izquierda Unida colgó el lienzo en su nuevo despacho de diputado y de presidente-portavoz de su grupo, como metáfora cáustica y condensada de lo que está aún por venir.

Avisaron en campaña de qué supondría un Ejecutivo del PP. ¿Sus pronósticos se han visto desbordados?

Dijimos que traería las mismas políticas de ajuste duro y de recorte del PSOE, sólo que endurecidas. Creo que no nos equivocamos. Cierto que, si analizáramos aisladamente una sola medida, la subida del IRPF, es progresiva...

¿Es de hecho más progresiva que las reformas aprobadas por el PSOE?

'El PP no tenía, ni mucho menos, plan alternativo para sacar al país de la crisis'

Sí, sin duda, porque el PSOE se quedó atrancado en el tipo máximo del 45% del IRPF, y no tomó ninguna medida progresiva. Pero la reforma de Rajoy es negativa porque cuatro de cinco euros los pagan los trabajadores y uno el capital. Rajoy camina en la misma línea errónea de recortes: recorta empleo, salarios, servicios públicos, no plantea una justicia redistributiva, no toca el Impuesto de Sociedades, ni las sicav, ni toca el fraude fiscal. Sus recortes significan más crisis y más paro y restan poder adquisitivo a la gente.

“Es el inicio del inicio”, dijo Soraya Sáenz de Santamaría el 30 de diciembre. ¿Qué nos espera?

Teniendo en cuenta que hay que recortar 40.000 millones, y si siguen por esta línea, cuando lleguen los Presupuestos en marzo, irán a un mayor recorte. Rajoy lo tiene asumido, y lo dijo el martes ante Herman van Rompuy: sólo con ajustes se para la economía y aumenta el paro. El análisis erróneo es pensar que esta es una crisis por mayor gasto, cuando viene por menores ingresos.

¿Está en riesgo con Rajoy el Estado del bienestar?

Sí, ya se han visto las primeras pinceladas. Lo que no sabemos es hasta qué nivel llegará. Recortan interinos, salarios, aumentan jornadas laborales, congelan el empleo público, la Ley de Dependencia... Utilizan la crisis como gran excusa para atacar el Estado del bienestar y los servicios públicos.

¿Miente Rajoy cuando dice que no sabía que el déficit podía llegar al 8%?

Yo no lo sé, pero creo que no dice toda la verdad. Tenían que saber que sus propias comunidades estaban contribuyendo al déficit.

¿Habrá subida del IVA?

Creo que la aplicarán. Tras las elecciones andaluzas –porque hasta entonces guardarán y no contarán sus medidas–, seguirán con los recortes, y si no se han metido ya con el capital, irán a por ingresos por la vía más sencilla, la del IVA.

'Está en riesgo con el PP el Estado del bienestar, lo que no sabemos es hasta dónde llegará'

El Gobierno piensa en sanciones penales para los malos gestores. ¿Es una injerencia del Estado en las autonomías?

Asistimos a un ataque muy directo a la democracia. Se nos impuso un límite de déficit en la Constitución. ¿No es esto una injerencia de la UE y de los mercados? Ahora, el Estado, por esa regla de tres, quiere controlar los presupuestos autonómicos. No cabe duda de que hay una injerencia, sí.

¿Una recentralización?

Sí, al final es el control de los mercados y los poderes financieros de la soberanía de estados, comunidades y ayuntamientos. Se nos quita la mayoría de edad democrática.

El viernes, Santamaría llamó al orden a los ministros Cristóbal Montoro y Luis de Guindos. ¿Percibe descoordinación?

Este episodio deja dos realidades y una duda. Primero, se prueba que el PP no tenía, ni mucho menos, un plan alternativo al de [José Luis Rodríguez] Zapatero para sacar este país de la crisis, como dijo Rajoy en campaña, y en estas semanas se ha visto la improvisación con la que llevan a cabo algunas medidas. Segundo, profunda descoordinación en el equipo económico del Gobierno, con el añadido de que es la parcela que se reservó Rajoy al dirigir la Comisión Delegada de Asuntos Económicos. ¿La duda? Si la vicepresidenta rectifica a dos de sus ministros que están supervisados por Rajoy, ¿quién está al frente del Gobierno, Rajoy o Santamaría?

El plazo dado a los agentes sociales para pactar una reforma laboral acabó. A tenor de lo dicho por el Gobierno, ¿conviene hablar de la necesidad de una huelga general?

'No cabe duda de que sancionar a las autonomías es una injerencia'

El Gobierno debería insistir sobre patronal y sindicatos para que negocien, y sin que intervenga por decreto. Una afirmación rotunda: ninguna reforma laboral hecha en España ha creado más empleo. Han quitado derechos ya conquistados de los trabajadores. Pero si hay una situación insostenible, intolerable para los trabajadores, y si el Gobierno aprueba un decreto que ataque de nuevo los derechos de los trabajadores, se crean las condiciones para una respuesta sindical. No sé de qué nivel o magnitud, pero las centrales deberían meditarla. Yo creo que no se deben aguantar más ataques a los derechos laborales sin ofrecer más resistencia...

... Sin descartar la huelga.

No la descarto, pero no compete a IU. La resistencia se tiene que medir y ver. Hay que hacer campaña con los trabajadores, decirles que hay una salida social a la crisis.

¿La respuesta prudente de los sindicatos se debe a que temen que no se secunde una huelga? ¿Están desarmados?

No, se les ha hecho un ataque terrorífico, apareciendo como los privilegiados del sistema, como un órgano molesto de la democracia. Y es gravísimo. No podemos consentirlo. La derecha y los medios han colocado en el ADN de la gente el mensaje de que no hay más camino que este, y eso hay que romperlo. Ahí está el gran trabajo que deberían hacer los sindicatos.

'Mi posición sobre Reneses la expresé en la Presidencia Federal, no tengo más que añadir'

¿Errarán si no lo hacen?

Sí, se equivocarán. No digo que vayan a la huelga, sino a políticas de toma de conciencia, de movilización. Debemos coincidir la izquierda social y política del país.

Aludió antes a los comicios andaluces. El PP roza la mayoría absoluta...

Sí, pero no se puede tirar ninguna toalla. Cierto que hay una idea imparable de cambio. Pero también es cierto que las políticas de José Antonio Griñán no han ayudado a identificar al Gobierno andaluz como un Gobierno diferente al de Zapatero. Y se suma el caso ERE. La Junta debía haber dado una respuesta de mayor transparencia. Demostraremos que el cambio no lo va a traer el PP, debe venir por la izquierda.

¿Compromete su palabra como coordinador de que en Andalucía no imitará a Extremadura?

No es un problema de apoyar las políticas del PSOE. Si la gente interpreta que IU en Andalucía hará más de lo mismo y un acuerdo con el PSOE, no optará por ese cambio.

Insisto. ¿No se facilitará el Gobierno al PP?

La competencia la tiene la federación andaluza.

'El PSOE ha enterrado parte de su prestigio y de su credibilidad'

Pero hay una posición federal que lo prohíbe...

Sí, la hay, y no se ha cambiado ni un ápice. No creemos que con más políticas de derechas resolvamos los problemas ciudadanos. Los ciudadanos no pueden ver que IU es más de lo mismo con algún parche.

¿Teme que Baltasar Garzón quede inhabilitado?

Pienso que van a por él, y no es casual. Es un juez que arremete contra dos elementos capitales: la corrupción, la Gürtel, y la memoria histórica, que sigue poniendo los pelos de punta a mucha gente. El fin no justifica los medios, pero creo que aquí el Supremo se ha excedido, y detrás hay una gente y unos intereses que quieren quitarse al juez de en medio.

¿Y teme que la Justicia se arredre en el ‘caso Urdangarin’?

Aquí la Justicia en nuestro país, como con Garzón, se la juega. Se juega su credibilidad.

¿El rey fue negligente?

Estoy convencido. Si el rey conoció en 2006 las actividades “inadecuadas” de su yerno, ¿por qué no hizo nada? ¿Y esto lo conoció el Gobierno de Zapatero, el PP?

¿La monarquía está tocada de muerte?

No está en su mejor momento, es obvio. Este caso le hace más daño que muchos años de actividad republicana.

'Con Urdangarin y con Garzón, la Justicia se la juega en nuestro país'

Congreso del PSOE. ¿Qué piensa cuando oye a los dos precandidatos alzar banderas izadas por IU?

Lo defino en tres palabras: falta de credibilidad. Los dos estuvieron en el Gobierno y votaron las políticas reaccionarias y neoliberales de Zapatero. Ninguno se desmarcó. No vale que ahora, por oportunismo político, prometan hacer lo que no hicieron. Este congreso no será como el que ganó Zapatero, en 2000, porque el PSOE ha enterrado una parte importante de su prestigio y credibilidad en los últimos años.

Vayamos a IU. Ayer dimitió su número dos, Miguel Reneses, imputado por presunto acoso sexual. ¿No debería dejar también su escaño de diputado? ¿A quién elegirá de sucesor?

Mi posición quedó perfectamente expresada en la Presidencia Federal [de ayer]. No tengo más que añadir.

¿Quería pasar página al relegar a Gaspar Llamazares de la dirección del grupo? ¿Hubo castigo?

No había voluntad de zaherir a nadie. Eso es una falacia. Simplemente la dirección tomó unos acuerdos. La prueba es que hay un grupo de portavoces y que cada uno será portavoz en su área. La gente verá distintas caras, y no sólo IU, ICV y Chunta. Ya no estamos dos, sino 11.

'No había voluntad de zaherir a Gaspar Llamazares. Eso es una falacia'

¿Fue injusto Llamazares con la dirección? ¿Le molestó que se quejase públicamente y vía Twitter?

Cada uno vía Twitter que diga lo que quiera. Para mí lo que cuentan son los órganos de IU. Injusto, no. Se equivocó en la percepción. Pudo interpretar que se le quería zaherir. Todos somos iguales y vamos a dar mucho juego.

En la dirección se ha sopesado montar una gestora en Extremadura. ¿Por qué nunca llegaron medidas expeditivas?

[Los extremeños] Se equivocaron entonces y ahora y con su abstención con los Presupuestos del PP. Pero lo más prudente es que la solución venga de Extremadura. Si los que en su día apoyaron dar el Gobierno al PP se suman a los que ya pensaban que era un error, se darán las condiciones para que esa mayoría cambie el rumbo de IU en Extremadura.

Tras el 20-N, dijo que IU debía hegemonizar la izquierda. ¿Que significa? ¿Que nadie tenga dudas de la primacía de IU?

Es que una fuerza que representa a 20.000 votantes no se puede equiparar con una que representa a 1,7 millones, con todo respeto. Debemos consolidar lo que tenemos y ampliar espacios de confluencia con otros sectores de la sociedad. Los que han quedado fuera del acuerdo que hicimos para las generales con 12 fuerzas representan muy poco. No nos tenemos que despistar. Y cuando hablamos de la hegemonía gramsciana de la izquierda es que queremos hegemonizar un proyecto alternativo de la izquierda con mucha más gente, no solos.

Todas las fuerzas de izquierda se han medido este 20-N. ¿Es posible un acercamiento con las que se quedaron fuera, como Equo?

Nosotros ofrecimos acuerdo, mano tendida, y no lo quisieron. No es cuestión de voluntad, la deben manifestar otros. Allá ellos con su responsabilidad. Hicimos lo que honestamente pensamos que había que hacer. Y ahí continuaremos. 

-Dimite el número dos de Cayo Lara tras ser imputado por acoso sexual