Público
Público

Cayo Lara ve en las nuevas medidas de empleo "más sufrimiento"

El líder de IU censura el plan de choque contra el paro aprobado por el Gobierno. "Zapatero pide a los alcaldes algo imposible: que hagan circular un coche sin gasolina", añade

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Desvanecido ya el foco sobre la reforma de las pensiones, el argumento principal de todos los partidos, y más de cara a las elecciones autonómicas y municipales del próximo 22 de mayo, es la creación de empleo. Sobre él volvió ayer lunes Cayo Lara en rueda de prensa en la sede federal de Izquierda Unida. Como siempre, combinó la crítica al Gobierno y la propuesta.

El pie se lo daba el plan de choque contra el paro aprobado el viernes por el Consejo de Ministros y en vigor desde anteayer. El real decreto ley 1/2011, cuyo contenido fue pactado por el Ejecutivo, la patronal y los sindicatos, se apoya en los 400 euros para los parados sin prestación por un periodo de seis meses y la reducción de las cuotas a la Seguridad Social a las empresas que contraten a menores de 30 años o desempleados de larga duración.

Para el coordinador federal, el plan es otro “recorte” para “los más débiles”, que traerá “más sufrimiento y temporalidad”, puesto que “se subvenciona la precariedad en el empleo”. “Se deja más gente en el abismo”, reforzó, porque el nuevo programa es incompatible con la antigua ayuda de 426 euros, que se extingue precisamente hoy.

El líder de IU halló la otra pata de su discurso en el cierre, el domingo, de la convención municipal del PSOE. Allí, en Sevilla, José Luis Rodríguez Zapatero reclamó a sus candidatos que centraran su campaña en el empleo. “El presidente [del Gobierno] ha pedido a los alcaldes una misión imposible: que hagan circular un coche sin gasolina. Y eso, salvo que haya un milagro, es difícil que se produzca”, denunció.

Lara encontró “contradictoria” la solicitud de Zapatero, máxime cuando su Gobierno “está destruyendo” puestos de trabajo “por sus recortes de ajuste duro” y la reforma laboral. Recordó que el Ejecutivo ni siquiera ha “cumplido” con la modificación de la financiación local, llamada a surtir de más recursos –o sea, “gasolina”– a los ayuntamientos y que en principio iba a correr paralela a la aprobación de la nueva financiación autonómica, pero que luego se aparcó.

El miércoles pasado, Zapatero prometió a Lara en la Moncloa que estudiaría su plan de rehabilitación de vivienda, por el que el Gobierno subvencionaría el 25% de las obras en casas, y que según IU generaría 700.000 puestos de trabajo y más ingresos vía impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social.

Ayer, el coordinador federal recordó esta medida para ilustrar el “realismo” de IU frente a las iniciativas del Ejecutivo. Lara subrayó que llevaría “esta semana” al Congreso, como proposiciones no de ley, el plan de vivienda y también su conocido programa para los parados de larga duración. Estos cobrarían 700 euros, trabajarían cinco horas para sus ayuntamientos y recibirían formación durante otras dos por seis meses prorrogables. “Con estas medidas, se benefician los que están pasándolo mal, no las grandes empresas”, zanjó.