Público
Público

Cayo Lara: "Ya tenemos el totalitarismo económico"

Candidato de IU a la presidencia del Gobierno. El coordinador federal dice que si no se plantan los gobiernos ante los poderes financieros "pasarán cosas aún más graves"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El poder también está ahí'. Cayo Lara (Argamasilla de Alba, Ciudad Real, 1952) señala con su mano derecha la fachada del Congreso, apenas a 40 metros, mientras con la izquierda tira de los picos del cuello de su camisa para protegerse del frío de Madrid y resguardar una garganta tan cascada tras tantos días de campaña (y precampaña) que intenta suavizar con bolitas de árnica, caramelos de miel pura y antibióticos. El líder de Izquierda Unida, en plena calle, y antes de posar para Público, se detiene cuando le aborda Juan, un parado e indignado que lleva en huelga de hambre desde el 15 de octubre y que sigue apostado frente a la Puerta de los Leones de la Cámara Baja. El candidato le dice que sí, que nunca hay que dejar la protesta en la calle, que él no la dejará, pero que cambiar el sistema también se logra desde el Parlamento, y para eso hace falta votar este 20-N. 'Si yo fuera Emilio Botín, recomendaría la abstención o el voto blanco o nulo', le razona. Es lo mismo que grita en todos los mítines de una campaña absorbida por los ataques diarios de los mercados.

La entrevista comenzó en Madrid este pasado lunes, 14 de noviembre, en las dependencias del grupo parlamentario de IU. Pero hubo de actualizarse ayer miércoles, en Algeciras, tras las jornadas de absoluta psicosis en la eurozona.

Nueva compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE) y las bolsas se relajan. ¿Qué pasa en la UE? ¿Puede saltar por los aires? ¿Está realmente enferma?

Están encendidas todas las alarmas. Y quiere decir que los especuladores financieros son insaciables y van a por todas. El BCE debe comprar ya deuda soberana directamente a los países y acabar de un tajo con la especulación, y la UE debe aprobar ya la tasa a las transacciones financieras. Y los países deben invertir sus políticas, buscar recursos de los grandes capitales y del poder financiero. Si no, no saldremos del círculo vicioso que crea más crisis y más paro. ¡Es que es terrorífico lo que hacen, son gobiernos serviles del gran capital y la banca! ¡Es que hemos llegado a la degeneración absoluta de la democracia! Pero ya no sirven los parches.

¿Qué ocurrirá entonces? ¿La democracia puede sucumbir?

Si no se plantan los gobiernos, sí. Caminaremos en la pendiente y pasarán cosas aún más graves.

¿Como qué? ¿El totalitarismo?

Ya tenemos el totalitarismo económico. Lo que marcan unos cuantos que no ha elegido nadie. Si IU hubiera dicho hace dos años que nos iban a imponer un Gobierno de concentración en Grecia, que a Silvio Berlusconi lo iban a quitar los mercados y que nos iban a obligar a cambiar la Constitución, ¿qué nos habrían dicho? Que estábamos locos. Pero ya está aquí. ¿Y si mañana nos dicen que no vale el presidente que salga de las urnas, que quieren a un tecnócrata? ¿Dónde queda la dignidad y soberanía de un país? Nos roban todo. La reacción se va a producir y se debe producir, pero no sólo de los ciudadanos de izquierdas. Los de derechas, los que más presumen de patriotas, deben estar preocupados.

Con el yugo de la austeridad y el recorte del déficit que impone la UE, ¿hay margen de maniobra? ¿Cabe la rebeldía, como pide?

¿Cómo no va a caber la rebeldía ante los mercados? Islandia lo ha hecho, ¿eh? No se ha hundido y está tirando hacia arriba.

No está dentro de la UE.

Dentro de la UE también es posible. Los pasos tienen que darlos los ciudadanos y los países. ¿Por qué no nos plantamos de una vez y cambiamos la orientación europea?

¿España debe dejar de pagar su deuda? ¿Hace falta una quita?

Lo que tiene que hacerse es una auditoría de la deuda española, para ver cuánta es por gastos y cuánta por el apoyo a las entidades bancarias. Nuestra deuda pública es inferior a la media europea. Sólo con mayores ingresos a través de la persecución del fraude fiscal, una reforma fiscal progresiva y alimentar la economía productiva, se habría mantenido cierto equilibrio en las cuentas públicas. Y si le sumamos que el BCE compre deuda...

¿España debe salirse del euro?

'Esta crisis se puede llevar en España a dos Gobiernos por delante'

No lo planteamos en este momento. Hay mecanismos suficientes para hacer un cambio en la UE sin salirnos del euro, pero se necesita un giro de 180 grados: construcción de una Europa social, rescate de los sectores estratégicos, armonización fiscal, intervención pública en la economía, potenciación de la sanidad y la educación pública, apuesta por otro modelo productivo...

Si fuera presidente y recibiera una llamada de Barack Obama, del FMI, del BCE, de la UE, y le dijeran 'o recortes o rescate', ¿qué haría? ¿Dimitir?

No, les diría que no pueden imponer la política, y que se puede recortar el déficit por la vía de los ingresos. Tenemos margen de maniobra: estamos a ocho puntos de la media de la presión fiscal de la UE. La UE dice que hay que reducir el déficit. El recorte lo ha decidido el Gobierno. ¿Por qué no se han subido los impuestos a los ricos, por qué no se ha decidido que no haya reparto de dividendos de los bancos si hay crisis, por qué no apechugan los accionistas con la crisis que han organizado algunos bancos, por qué bajan impuestos a las empresas con beneficios? A quienes hay que ayudar es a las pymes en crisis, en quiebra.

¿Esta crisis puede arramblar con el sistema capitalista?

El capitalismo no ha caído, pero sí ha entrado en una crisis muy importante, y cada vez más personas lo cuestionan. Algo empieza a morir y algo nuevo, el socialismo, debe nacer de nuevo, sobre bases que tenemos que construir, aprendiendo de los errores del pasado.

Las encuestas auguran una fuerte subida de IU. Como sucedió en otras campañas, ¿los pronósticos se pueden frustrar?

'El voto útil no va a funcionar esta vez porque el PSOE no es creíble, le puede dar risa a la gente'

Creo que no, porque el crecimiento es fruto de un trabajo hecho durante años. La gente nos ve como una fuerza seria, que ha hecho una correcta radiografía de la crisis. Si Zapatero hubiera adoptado las propuestas que le llevé a la Moncloa en abril de 2009, no estaríamos así. Ese bagaje de alternativas concretas y realizables y la respuesta ciudadana no nos hace esperar, salvo mal mayor, una bajada en la tendencia de voto. Estaremos por encima de los 1,5 millones de votos [en 2008, IU-ICV recabó 969.946 sufragios] y parece que tendremos un grupo parlamentario amplio.

¿Pero por qué no recoge más votos IU de un PSOE que podría perder cerca de 60 escaños?

Un porrón de gente pasará al PP. Otro millón y medio duda si quedarse en casa o votar a IU, era votante del PSOE y hoy está desencantada. Hay gente a la que le cuesta romper el lazo con su partido, porque rompe una parte de su historia. Les decimos que en muchas provincias disputamos los escaños no con el PSOE, sino con el PP. Pero no tengo duda del acercamiento y de la confianza que nos tiene la base social que votó al PSOE.

El PSOE llama ya al voto útil. ¿No cree que algo pueda cuajar?

Otras veces sí funcionó, pero en esta campaña, no. Primero, porque han vulnerado su programa y ya no tienen credibilidad y dos, porque votó lo contrario de lo que dice hasta anteayer. ¿Qué voto útil va a pedir, cuando nos ha metido en dos guerras, ha entregado su proyecto, la democracia, a la dictadura de los mercados? El PSOE además ha renunciado a disputar el poder al PP al no cambiar la Ley Electoral. No, el voto útil no va a funcionar, le puede dar risa a la gente.

Felipe González sacó incluso la 'pinza' IU-PP. Vista la tendencia de IU, ¿los temores de que dar el Gobierno al PP en Extremadura le dañarían eran infundados?

'A estas alturas, tras varios meses... sí, los temores sobre Extremadura eran infundados'

El tema de Extremadura no nos perjudica en absoluto. La gente conoce mi posición, que coincide con la de la dirección federal. A estas alturas, después de varios meses... Sí, eran temores infundados. No tiene eco lo que predique Felipe, no sólo porque él sea el representante de Gas Natural y tenga a la vez un sueldo vitalicio de expresidente y por un pasado oscuro que mejor olvidarlo. Tras la inmensa tenaza que el PSOE ha hecho con el PP con la reforma de la Constitución, ¿cómo dice que viene la pinza? Demuestra poca talla.

Aunque sea una hipótesis remota, ¿pactaría IU con el PSOE para hacer de valladar contra el PP?

No existe tal posibilidad. Nuestra posición es la misma: estamos en las antípodas del PP, no se nos pasa ni por la imaginación que podamos poner un Gobierno del PP. Pero ¿el PSOE haría políticas alternativas, de izquierdas, las contrarias a las que ha aplicado Zapatero? Es muy difícil que este PSOE, que se ha sumado a la ola neoliberal, plantee un acuerdo por la izquierda. Y no nos vamos a mover.

Rubalcaba marca distancias y pide relajar el ajuste.

La última vez que lo dijo, salió Elena Salgado y recortó 654 millones. No vale nada lo que dice Rubalcaba, es papel de fumar. No es creíble.

¿Es dramático para toda la izquierda una debacle del PSOE? ¿Deja el camino expedito al PP?

El primer mensaje [del electorado] es que un partido socialdemócrata no puede abrazar políticas de derechas que caminan en la dirección contraria a la construcción de la Europa social. Ese es el drama. Pero aquí va a estar la izquierda alternativa, aquí va a estar IU. Lo grave es que se traslade a la opinión pública que son las políticas de izquierdas las que han llevado al desastre. No, son las políticas neoliberales de siempre.

¿IU y PSOE pueden reencontrarse en las calles tras el 20-N?

Dependerá de ellos. Nosotros vamos a ir reencontrándonos con el tejido social, los sindicatos, las reivindicaciones que se hacen en las calles.

Proponen tres millones de empleos. ¿Son cifras realistas, teniendo en cuenta la coyuntura?

Es una previsión razonable, es volver al paro que teníamos en 2008. Si no creamos empleo, ¿qué hacemos? El paquete de medidas que hemos preparado contempla recursos y además son inmediatos. Hay medidas en marcha cuyos recursos se incorporarían en poco tiempo a la Hacienda pública. Se mueve el consumo, y el consumo mueve la economía. No hay utopía en ese planteamiento. No conozco esa propuesta de los demás.

En su capítulo de regeneración democrática, incluyen el avance hacia la III República. ¿Conecta eso con la prioridad de los ciudadanos?

'Creo que el tránsito a la República estará ligado a la vida de este rey'

No se puede ver como un elemento nostálgico o una bandera, o elegir a un jefe del Estado. Es algo mucho más profundo, valores que entroncan también con la participación plena de los ciudadanos en la vida pública. República y democracia están absolutamente ligadas. Está ligado con otra forma de entender la sociedad, un Estado laico… muchos valores que encarna la República. Y yo creo que sí, que se avanza muchísimo. Cada vez va ganando más la gente que se siente republicana. Avanza más el número de personas. Siempre digo que este país lo han hecho demasiado juancarlista. Mi opinión es que el tránsito siguiente vendrá de la mano de la República, y va a estar ligado con la propia vida del monarca. Yo soy de los que piensan que se va a producir, porque el pensamiento de la gente es mayoritariamente republicano, y no sólo la gente de izquierdas. La República no está asociada a la izquierda. Hay gente de derechas que no quieren ser monárquica, que no entienden por qué hay un derecho de sangre en una persona. 

Vayamos al 15-M. ¿Teme que el movimiento pueda desinflarse?

No lo sabemos. Sí ha logrado ya algo importante: que se repolitice mucha gente joven y no tan joven, y que se discuta de política en calles y plazas. que antes no se discutía o se discutía muy poco. Y van tomando conciencia de la probblemáticadel mundo en el que viven.

'Gente del 15-M depositará su confianza crítica en IU, pero confianza al fin y al cabo'

¿Qué ha aprendido IU del 15-M?

Que la gente tiene mucha necesidad de ser protagonista de la historia. Y nos hemos reencontrado con todo ese frescor, ese aire fresco. Claro que estamos aprendiendo, nosotros no somos un producto acabado.

¿El 15-M ha asumido que buena parte de sus propuestas están contenidas en el programa de IU?

Cada día que ha pasado, más. La gente llegó allí sin conocer qué opinábamos los partidos, y lo ha ido sabiendo. Y nos han ido conociendo.

¿Eso quiere decir que habrá mayor traslación de voto a IU que en las autonómicas y municipales?

Creo que sí. Lo palpo, lo veo, me llega en Twitter, veo que la gente entiende que su fuerza y rebeldía en la calle debe tener su manifestación en el Parlamento. Sí, tenemos más posibilidad de tener a gente del 15-M. Depositarán su confianza crítica, pero confianza al fin y al cabo.

'La gente nos ve como una fuerza seria, que ha hecho una radiografía correcta de la crisis'

El PP augura protestas si gobierna. ¿Es lícito que un partido no diga claramente qué hará?

Sí, es peor lo que nos espera. Seguirán con la hoja de ruta neoliberal. Es gravísimo su planteamiento. Pero pelearemos para que no tengan mayoría, sobre todo porque el PSOE no va a poder ni ejercer la oposición. Pero es evidente que si no hay un cambio en las políticas, esta crisis se puede llevar a dos gobiernos por delante: al del PSOE... y al del PP si gana.

¿Se retrocederá en derechos?

No sé si se atreverán. Si lo intentan, la gente se tiene que movilizar.

IU plantea la construcción de una izquierda alternativa también después del 20-N. ¿Será entonces el momento de hacer la convergencia con Equo o Izquierda Anticapitalista?

Les hicimos una oferta sincera.

Le pregunto por el 21-N. ¿Le gustaría que se sumara Equo?

Pero sobre bases muy concretas. Creo que una fuerza política de la izquierda alternativa no puede apoyar la guerra de Libia, por ejemplo. Sí debemos tener claro que el proyecto que queremos es de la izquierda anticapitalista, antineoliberal. Ha de ser con una amalgama de mucha gente, y todos debemos ceder un poco, pero hay ejes determinados en los que no se puede ceder.

¿Quiere a Gaspar Llamazares como su portavoz adjunto?

La decisión la tomará IU. Esta es una organización profundamente democrática y mi talante también. Pero Gaspar es un gran parlamentario, no hace falta que lo diga yo.

¿Teme la bicefalia, ya que tiene más tablas parlamentarias?

No, han pasado tres años conmigo de coordinador, con un secretario general del PCE en la dirección [José Luis Centella] y un portavoz en el Congreso. Ahí está la historia: no ha habido problemas. Habremos de mantener el mismo talante y línea de trabajo. Y mantener el grupo implicado con la organización, y que esta enraíce con la gente de las calles.

¿Descarta acuerdos con Amaiur?

Acuerdos globales es muy difícil que tengamos con una fuerza independentista. Pero si ellos por ejemplo están a favor de quitar la reforma laboral, ¿qué problema hay? En elementos puntuales y positivos que coincidan con IU, nos vamos a entender con quien sea.

¿Un buen éxito el 20-N le refuerza como coordinador de cara a la X Asamblea Federal de IU?

En mi proyecto no estaba ser coordinador ni ser candidato. Está usted hablando con una persona que es corriente, de la calle, y es mi forma de ser, y no la voy a cambiar. Para el futuro, lo que decidan los órganos de IU y lo que sea mejor para ella.