Público
Público

De Cazalla al señor Rodriguez Rubalcaba

El debate entre Rubalcaba y Rajoy dejó numerosas anécdotas, frases e imágenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una hora y cincuenta minutos de debate dan para muchas cosas. Cruce de acusaciones, contraposición de ideas y anécdotas, muchas anécdotas. Si de los debates entre Zapatero y Rajoy quedaron 'la niña' del conservador y el 'buenas noches y buena suerte' del presidente del Gobierno, este cara a cara también ha dejado frases, imágenes y errores.

El debate estuvo marcado por el ritmo tenso que el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, quiso imprimir desde el principio al cara a cara, con interrupciones constantes a su rival. Una de las primeras se produjo por el modelo austriaco de prestaciones por desempleo que Mariano Rajoy quiere implementar en España si llega a la Moncloa. A juicio de Rubalcaba, este sistema 'no tiene nada que ver con el desempleo'. El desencuentro provocó el primer cruce de 'síes' y 'noes' de la noche. 'Sí, sí, sí', aseguraba Rajoy. 'Que no, que no, que no', respondía Rubalcaba.

Rubalcaba centró su estrategia en usar el programa conservador en contra de Rajoy. El líder del PP, que dedicó buena parte del debate a leer sus papeles, acusó al socialista de no saber leer su programa. 'Lee mal', reprochaba Rajoy. 'No, no, leo muy bien', se defendía Rubalcaba. En esos momentos la discusión giraba en torno al IVA. 

Poco después, Rajoy perdió la paciencia ante las interrupciones de Rubalcaba y buscó la mirada del moderador Manuel Campo Vidal: 'Es que no puedo hablar'. El candidato socialista le pedía explicaciones sobre su propuesta de reforma laboral. El periodista detuvo la discusión, recordó las normas de tiempos y dio paso a Rajoy, quien añadía: 'Yo quiero terminar'. Así finalizaba el primer bloque dedicado a la economía.

Precisamente Campo Vidal protagonizó varias anécdotas de la noche. Primero al abrir el debate, cuando saludó a los espectadores de Portugal e Italia hablando en portugués e italiano. Después al provocar la confusión de Rubalcaba cuando le recordó que el bloque económico lo cerraría Rajoy. '¿Perdón?', se sorprendía Rubalcaba, un tanto descolocado. 'Me quedan siete minutos, por tanto'. 'Tiene siete minutos', zanjó el periodista.

Metidos en políticas sociales, Rajoy insinuó que el Gobierno socialista había dejado 'quebrado el sistema' de pensiones, algo que provocó la indignación de Rubalcaba. 'No hombre, no. ¡Qué cosas dice!', contestó el socialista. 'Sí hombre, sí', aseguraba el conservador. 'Le voy a pasar mañana la cinta del señor Pizarro y el señor Solbes que se lo explicó', agregó Rubalcaba. 'Pues pásemela. Páseme la cinta'. 'Se la voy a pasar'. 

Rubalcaba pidió explicaciones en varias ocasiones al líder del PP sobre la página 116 del programa del PP referido a la consulta al Congreso cada dos años a través de un informe sobre el sistema de pensiones. 'Es que no me sé de memoria la página 116', se escudaba Rajoy. 'Debería por lo menos sabérsela. Es que tengo la impresión que ni de memoria ni lo otro', contratacaba Rubalcaba. 

Rubalcaba no paró de interrumpir a Rajoy para hacer más agresivo su tono durante el debate. Sin embargo, cuando Rajoy le interrumpió, Rubalcaba se mostró especialmente molesto. Tanto que fue incapaz de decir lo que Rajoy le estaba haciendo: 'Ahora es usted el que me inte... 'Le interrumpo', le ayudó Rajoy a completar su frase. 'Era para ver si paraba', se justificó Rubalcaba. 

En un momento del debate, Rubalcaba sacó a colación el tema de la conciliación laboral y apuntó la necesidad de mejorar la igualdad entre hombres y mujeres. El candidato socialista admitió que las mujeres 'concilian más' y propuso hablar de los horarios laborales en España. También reconoció que las mujeres 'tienen mejores resultados pero mayores dificultades' e instó a hacer una realidad que 'a igual trabajo, igual salario'.

Sin embargo, el comentario que provocó la indignación en las redes sociales fue la respuesta de Rajoy, quien aseguró estar rodeado de muchas mujeres que colaboran con él. 'Son mujeres muy competentes, que llevan su casa y que tienen que atender a sus niños', dijo el conservador, que se mostró en contra de la actual ley de Igualdad.

A costa de las diputaciones, que Rubalcaba quiere suprimir, el candidato socialista aseguró que él viaja por los pueblos de España y se refirió a la provincia por la que es diputado. 'Soy diputado por Cádiz, hay muchísimos pueblos pequeñitos, magníficos, por cierto, se los recomiendo'. 'Cádiz tiene 45 municipios sólo, creo...', se adelantó Rajoy. 'No, tiene pueblos en la sierra....'. 'Sí, los conozco, he estado en Cazalla, Constantina, Olvera...'. Error: ni Cazalla ni Constantina forman parte de la provincia de Cádiz, sino de la de Sevilla.

Otro de los errores de Rajoy fue referirse a su rival, Alfredo Pérez Rubalcaba, como Rodríguez Rubalcaba, mezclando los apellidos del candidato socialista con los del actual presidente del Gobierno y su oponente en las dos últimas elecciones. Pons ha admitido posteriormente que este error 'no estaba previsto'.