Público
Público

CCOO y UGT piden al Gobierno que aumente el salario mínimo

Los sindicatos pretenden que las rentas más bajas recuperen así el poder adquisitivo que han perdido desde que comenzó la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los sindicatos CCOO y UGT han remitido hoy una carta a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, reclamando un aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) con el fin de que las rentas más bajas recuperen el poder adquisitivo que han perdido desde que comenzó la crisis. Según una nota remitida por CCOO y UGT, el SMI ha perdido 4,6 puntos de poder adquisitivo desde 2010.

La decisión sobre el salario mínimo se suele adoptar en el último Consejo de Ministros del año. De cara a 2012, el Gobierno optó por congelarlo, en lo que fue la primera decisión de este tipo desde 1966, de forma que actualmente se mantiene en 641,4 euros al mes.

Lo mismo sucede con el Indicador Público de Efectos de Renta Múltiple (IPREM), que sirve para determinar la cuantía de determinadas prestaciones y para acceder a determinados beneficios o servicios públicos, que actualmente se sitúa en 532,51 euros.

CCOO y UGT recalcan que las condiciones de vida de los trabajadores con rentas más bajas se están deteriorando a medida que transcurre la crisis, por lo que exigen un reparto más equitativo del esfuerzo para salir de la recesión. 'Si observamos la distribución de la renta desde el inicio de la recesión, el peso de la remuneración de los asalariados ha descendido, mientras que el del factor capital ha aumentado', indican. En el caso del SMI, afirman que su poder adquisitivo sólo mejoró desde 2004 a 2009, mientras que desde 2010 ha perdido poder de compra porque las subidas no alcanzaron el alza de los precios de los productos.

'La mejora del poder de compra del SMI contribuye al fortalecimiento de la cohesión social y a la reducción de desigualdades', aseguran. También recuerdan que España suscribió la Carta Social Europea que recomienda que el SMI alcance el 60 % del salario medio neto. Según los cálculos sindicales, desde 2008 los hogares han perdido más del 7% de renta y ha aumentando el porcentaje de población en riesgo de pobreza hasta el 27% (4 puntos más que en 2007).

Además, resaltan que las bases mínimas de cotización a la Seguridad Social en el régimen general coinciden con el SMI, por lo que aumentarlo supondría mejorar la jubilación de aquellos que perciben menores salarios. En lo que respecta al IPREM, los sindicatos instan al Ejecutivo a fijar un mecanismo de actualización automática similar al de las pensiones 'para evitar la creciente pérdida de valor del mismo', que se sitúa hasta 2012 en el 6,8%.