Público
Público

La CE pide a Alemania que deje de emitir alertas sin pruebas

El comisario de Sanidad, John Dalli, insiste en que Berlín ha sembrado el alarmismo sobre el brote de E.coli entre la población y los productores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comisario de Sanidad, John Dalli, reclamó hoy a Alemania que deje de lanzar alertas sobre el origen del brote de 'E. coli' que afecta a la zona de Hamburgo hasta que no sepa de manera fidedigna de dónde proviene.

'Es crucial que las autoridades nacionales no se precipiten al dar información sobre el origen de la infección que no esté comprobada con análisis bacteriológicos porque ello crea un miedo injustificado en la población de toda Europa y crea problemas para nuestros productores de alimentos dentro y fuera de la UE', dijo durante el pleno de la Eurocámara.

Dalli se refería claramente a las dos alertas emitidas por Alemania hasta el momento. La primera, afirmando que los pepinos españoles eran el origen del brote, cuando luego se demostró que no era cierto. Y la segunda, el pasado domingo, asegurando en que el origen estaba en los brotes de soja de una granja alemana en la provincia de Uelzen (Baja Sajonia) sin que se hubieran llevado a cabo las pruebas obligatorias en todas las muestras.

El comisario ha subrayado que 'el brote está limitado geográficamente al área que rodea Hamburgo' y por eso ha pedido a Berlín que extreme 'la vigilancia y los controles para identificar la fuente del brote y frenar el contagio de la infección'.

El Ejecutivo comunitario ha enviado al país una misión de expertos epidemiólogos para ayudar a las autoridades germanas, que se unirán al equipo de expertos alemanes llegados ayer a Uelzen para analizar los brotes.

España quiere que se resarza el 100% de las pérdidas por la crisis del pepino tras la alertaMientras tanto, los ministros de Agricultura de los 27 se reúnen hoy en Luxemburgo  para tratar de buscar una solución a esta crisis y a otras que puedan surgir en el futuro.

España se ha presentado a la reunión exigiendo a la UE que pague el 100% de los daños acusados a los productores españoles,algo que se antoja difícil y que podría llegar a los tribunales, tal y como aseguró ayer la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar.