Público
Público

Un centenar de 'indignados' decide el futuro del hotel 'okupado' en Madrid

Una asamblea en la plaza Jacinto Benavente concreta la futura función y organización del espacio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de un centenar de personas (miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Acampada Sol y Colectivos de cooperativistas) se han reunido en la plaza Jacinto Benavente en una asamblea abierta para decidir la organización del 'centro social okupado' ubicado en la calle Carretas de Madrid.

El pasado 15 de octubre, medio centenar de personas entró de madrugada en el antiguo Hotel Madrid, abandonado desde hace años. Entre las funciones de este espacio, los activistas han barajado dar techo a familias desahuciadas o a las asambleas del 15-M durante el invierno.

Una hora antes de la hora fijada para la asamblea, decenas de curiosos y simpatizantes se agrupaban frente al edificio. Desde las ventanas, varias personas miraban a la calle, algunos con el rostro tapado. En la puerta, varias personas hacían guardia y repartían hojas de firmas para apoyar el centro.

Aún no se ha consensuado nada, pero ya está organizado el antiguo hotel, de varias plantas, en diferentes comisiones: cuartos con letreros de dinamización, sanidad, cocina o taller se reparten por la primera planta.

En el hotel, que mantiene un aspecto casi lujoso a pesar de que no está amueblado, funciona la corriente eléctrica.

Cuando se abrieron las puertas, pasadas las 18:00 horas, la sala de asamblea se vio desbordada, lo que obligó a los presentes a trasladar la reunión a Jacinto Benavente.

Entre las diferentes propuestas que se han realizado en la asamblea, la que más éxito ha tenido hasta el momento ha sido la de Chema, activista de la PAH, que ha pedido alojar temporalmente en el hotel a personas desahuciadas mientras solucionan su realojo. 'Cada una de las plantas tiene cerca de 15 habitaciones', ha explicado un indignado. 'Podemos cederle una de las plantas a los desahuciados'.

Además, los indignados han discutido otras propuestas como la creación de un centro de coordinación para el 15-M, grupos de trabajo para parados y precarios, una universidad popular o cooperativas de consumo.

En la próxima reunión, el miércoles 19, se tratará de llegar a consensos definitivos sobre el uso de este espacio.