Público
Público

Las centrales hablan de maniobra de distracción

Méndez dice que Aguirre tiene que explicar el 'caso Gürtel'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mejor defensa es un buen ataque. Las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, cuestionando a los liberados sindicales obtuvieron ayer una contundente respuesta por parte de los sindicatos. 'Que Aguirre no intente montar elementos de distracción cuando está pendiente que se expliquen casos tan raros como el Gürtel', dijo el líder de UGT, Cándido Méndez, en la asamblea que los sindicatos mayoritarios celebraron ayer en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) como cita previa a la huelga general.

Para el secretario general de UGT, 'no hay nada raro en el ámbito sindical, no hay nada turbio ni oscuro'.

En Madrid, el caso Gürtel ha horadado la estructura del PP, aunque Aguirre terminó suspendiendo de militancia a todos los imputados. La decena de imputados del PP madrileño la encabeza Alberto López Viejo, consejero de Deportes del Gobierno Aguirre hasta febrero de 2009 y artífice de la estrategia de contratos fraccionados que permitió a Francisco Correa obtener en cinco años más de tres millones de euros. Sobre el equipo de la presidenta pesa, además, la espada de Damocles de la Fundación Fundescam, que financió actos de las campañas de Aguirre en 2003 y 2004.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, añadió en la asamblea de ayer en l'Hospitalet que Aguirre 'necesita golpes de efecto para situarse bajo los focos', ya que ha quedado 'muy desplazada'. Ambos líderes sindicales se mostraron tranquilos porque las comunidades autónomas no tienen competencias para modificar la Ley de Libertad Sindical.

Por su parte, CCOO y UGT de Madrid solicitaron a la presidenta de la Comunidad que mantenga las inversiones públicas y luche por mantener abiertas las empresas porque 'las políticas cicateras, antiguas, liberaloides y thatcherianas no llevan más que al fracaso'. Ambos sindicatos advirtieron a la presidenta regional de que no permitirán que se cuestione la legitimidad de los representantes sindicales y de que no renunciarán a los acuerdos suscritos con el Gobierno autonómico. José Ricardo Martínez, líder de UGT de Madrid, avisó a Aguirre de que 'si cuestiona la legitimidad de los representantes sindicales, se pueden cuestionar todas las legitimidades', lo que UGT de momento no hace porque 'sería un debate muy peligroso'.