Público
Público

La CEOE apoya ampliar la cifra de años cotizados

UGT cree que es otra medida perjudicial para los trabajadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La posibilidad de que la Comisión del Pacto de Toledo proponga alargar el periodo mínimo de cotización para obtener una pensión de jubilación completa, que Público adelantó ayer, suscitó ayer reacciones dispares entre los agentes sociales. La patronal CEOE expresó su apoyo a esta idea, recordando que en Francia ya se exigen 40 años como mínimo de cotización para acceder a toda la prestación. En un informe sobre reforma de las pensiones aprobado ayer mismo por la junta de la CEOE, los empresarios defienden que 'lo realmente relevante deben ser los años de cotización previos necesarios para acceder a la pensión. El sistema debe incentivar los años de trabajo, no el mero acceso a una edad, de forma que largos periodos de cotización deben ser el elemento primordial que dé lugar al derecho a la prestación'.

Desde UGT, el secretario de Acción Sindical, Toni Ferrer, expresó su sorpresa por esta posibilidad, que no aparece en las recomendaciones que el Ejecutivo remitió al Pacto de Toledo, pero que consideró igual de perjudicial para los trabajadores. 'Al final es otra medida que sólo afecta al gasto', lamentó Ferrer, al entender que es otra fórmula que 'tiene efecto negativo sobre la carrera de cotizaciones'. CCOO prefirió esperar a conocer más detalles de la posible propuesta antes de dar su opinión.

Los grandes grupos parlamentarios (PSOE, PP y CiU) buscan un mecanismo para extender la vida laboral sin tocar el espinoso asunto de la edad legal. En este sentido, se ha abierto una vía dentro del Pacto de Toledo que explora la posibilidad de elevar el periodo mínimo de cotización para tener derecho a la prestación completa de 35 a 37 o 38 años. Una hipotética alza hasta los 38 años de cotización mínima afectaría a la edad de jubilación de los que hayan accedido al mercado laboral después de los 27 años o hayan tenido periodos sin cotización.

Sea cual sea la medida definitiva, el secretario general de Seguridad Social y secretario federal de economía y empleo del PSOE, Octavio Granado, dejó ayer claro en su intervención en el programa 59 Segundos, de TVE, que se tomará tras llegar a un pacto en el Parlamento y, posteriormente, con sindicatos y empresarios. Granado hizo esta afirmación minutos después de que el secretario general de CCOO, Cándido Méndez, le asegurara que la huelga general no sólo es una protesta contra la reforma laboral sino una medida 'anticipativa' contra el 'golpe de mano' que el Gobierno quiere dar en el Pacto de Toledo. Méndez defendió que el paro es 'muy necesario' y pretende 'corregir el mal camino que ha tomado el Gobierno'.

El secretario general de UGT, Ignacio Fernández Toxo, mantuvo que la reforma laboral recientemente aprobada es la más lesiva de toda la democracia y justifica la huelga.

Sin embargo, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, rechazó el paro. Según sus cálculos, un seguimiento del 25% supondría un recorte de una décima en el Producto Interior Bruto (PIB), cifra que ascendería a dos décimas si fuera del 50%. 'Esto nos puede llevar de nuevo a la recesión', afirmó Díaz Ferrán. La presidenta del PP en Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, nadó entre dos aguas. 'No comparto que se haga huelga, pero hay razones para hacerla', dijo.