Publicado: 27.08.2014 10:10 |Actualizado: 27.08.2014 10:10

Cerrados 35 apartamentos turísticos de la Barceloneta en los primeros dos días de controles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los primeros dos días de inspecciones en los apartamentos turísticos de la Barceloneta tras las movilizaciones de los vecinos de los últimos días se ha saldado con 35 pisos cerrados, cifra que se incrementará próximamente ante la actitud de "mano dura" que tendrá el consistorio. Los cierres corresponden a 24 órdenes dictadas este miércoles. Algunos propietarios tienen diversos pisos.

Así lo ha asegurado este miércoles el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, en una entrevista en Rac1, en la que ha explicado que su objetivo no es únicamente cerrar los apartamentos turísticos irregulares, sino también los que son legales "donde se hacen acciones incívicas".

Entre este lunes y martes se han hecho 154 controles, y la orden por la que se ordena el cese de actividad de 24 apartamentos se firmará este miércoles, según ha detallado el alcalde, que ha dicho que quiere que en octubre esté aprobada una nueva regulación sobre los pisos turísticos.

Trias ha avisado hoy de que "se les caerá el pelo" a los propietarios de pisos que "hagan trampas" y los alquilen ilegalmente como apartamentos turísticos y ha dicho que los vecinos de la Barceloneta tienen razón al exigir "mano dura y más contundencia".

Anoche se acordó que los vecinos se reunirán semanalmente con la regidora del distrito de Ciutat Vella, Mercè Homs, y una vez al mes con el propio alcalde para analizar la situación. Los vecinos reclaman el cierre de los apartamentos turísticos, tanto los legales como los ilegales, piden que se instale una comisaría policial en el barrio y mantienen las manifestaciones de protesta prevista para próximo sábado.

Ha considerado asimismo que si el Consistorio hubiera adquirido pisos en la Barceloneta para ponerlos en "alquiler adecuado" no se hubiera fomentado tanto la especulación inmobiliaria en este barrio.

A su juicio, el modelo turístico no es el de gente que llega a la ciudad "a hacer locuras", sino el cultural, el de los congresos o el de quienes vayan a divertirse, "pero con orden".