Público
Público

CGT-A pide dignificar y catalogar 11 campos de concentración

El sindicato envía una propuesta a la Junta con 13 enclaves como Lugares de Memoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El  grupo de trabajo de Memoria Histórica (RMHSA) del sindicato CGT-A ha propuesto a la Junta de Andalucía 13 emplazamientos, la mayoría campos de concentración, para ser declarados como Lugares de Memoria Histórica, una figura recién creada por el Gobierno andaluz que pretende dignificar, proteger y catologar los enclaves vinculados a hechos violentos ocurridos en la guerra y la dictadura. El kilómetro 4 de la Carretera de Carmona, donde fue fusilado Blas Infante, o el antiguo cortijo de Hernán Ceballos y la casa de Coria del Río Villa Alegría, donde Infante pasó sus últimas horas, han sido los primeros propuestos por la Junta.

CGT señala 11 campos, seis de ellos en la provincia de Sevilla: Heliópolis, en la ciudad, conocido como El colector, donde trabajaron más de 400 presos; La Corchuela, en Dos Hermanas, construido por los presos y por donde pasaron unos 1.500; Los Merinales, también en Dos Hermanas, uno de los más importantes en España, cuya función fue la construcción de varias secciones del canal del bajo Guadalquivir, el Canal de los Presos; El Arenoso, en Los Palacios, también vinculado al Canal de los Presos; Torre del Águila, en Utrera, origen de El Palmar de Troya;  y La Algaba, con uno de los mayores niveles de muertes por el trato violento y la escasez de comida.

En Sevilla, CGT-A también propone el depósito de presos en El Cortijo de Gambogaz, en Camas. Según el sindicato, la finca, de 550 hectáreas, fue un regalo del Ayuntamiento de Sevilla al general Queipo de Llano. En él trabajaron algunos presos políticos en tareas agrícolas y ganaderas. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1985.

Resto de Andalucía

El resto de campos están situados en Cádiz, el de la Almadraba (Rota); en Málaga, el de Torremolinos, sin barracones, ni letrinas, situado al aire libre y cuyos presos comenzaron la construcción de las pistas del aeropuerto de Málaga; en Huelva, La isla de Saltés, en Punta Umbría, con más de 3.000 presos, la mayoría de ellos de la zona de Levante y Catalunya; y dos en Granada, La Casa Grande, en Padul, y el de Benalúa de Guadix, de clasificación. También en Granada, CGT-A ha incluido las fosas comunes en el barranco de El Carrizal de Órgiva.

“No sabemos qué respuesta nos dará la Administración; esperamos que tenga en cuenta esta primera lista que hemos entregado”, explica el coordinador del grupo, Cecilio Gordillo.

Según fuentes de la Consejería de Justicia, que no tenían conocimiento de la selección de CGT-A, registrada ayer mismo, ya se han recibido dos propuestas más de asociaciones de memoria histórica, aunque no especificaron cuáles eran.

Seis meses

El inicio del procedimiento de declaración es competencia del Comisariado para la Recuperación de la Memoria Histórica, dependiente de la Consejería de Gobernación y Justicia. Este proceso se prolongará durante un periodo de seis meses desde su inicio hasta su resolución. La declaración, tras un informe de expertos vinculante, corresponderá finalmente al Consejo de Gobierno.