Público
Público

Chacón: "El cambio da mucha fortaleza política"

Sólo la ministra de Defensa da por hechos los cambios; el resto de los ministros apuestan por el mutismo pero les delatan las sonrisas cómplices

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el Congreso proseguía el debate de las enmiendas de totalidad a los presupuestos generales del Estado, pero poco importaba: en los corrillos no se hablaba de otra cosa que la amplía remodelación que el presidente del Gobierno tiene presvisto anunciar este mediodía

Afectados o no por la remodelación del gabinete, todos los ministros, los que lo son, lo siguen siendo y dejarán de serlo, respondieron con cortas respuerstas o sonrisas cómplices a los periodistas que les esperaban. Sólo la ministra de Defensa, Carme Chacón, se soltó la lengua al dar por hechos los cambios:  'Había mucha gente que nos miraba con ganas de que esto sucediera, y estoy muy contenta, muy feliz'. 

La ministra señaló que a la 'estabilidad parlamentaria' del Gobierno se suma, con esta remodelación, 'mucha fortaleza política para el año y medio' que queda de legislatura.

Mucho más lacónica en sus declaraciones estuvo María Teresa Fernández De la Vega, la vicepresidenta saliente. 'Estoy bien', dijo De la Vega al abandonar el Hemiciclo del Congreso, donde acababa de asistir a la votación de los Presupuestos Generales del Estado para 2011. Salió sonriendo y escoltada por Lourdes Camino, que es la jefa de prensa y asesora del que será su sustituto como portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

De la Vega: 'Estoy bien'

La todavía titular de Sanidad y Política Social y, según fuentes del Gobierno, próxima ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, a la que se veía exultante, instó a los medios de comunicación a esperar a que Zapatero informe públicamente de los cambios porque ella siempre es 'muy respetuosa, muy discreta y comedida'.

Ante la 'enhorabuena' que recibió de los periodistas no respondió ni gracias, pero tampoco pudo ocultar la sonrisa.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, señaló, en la misma línea de prudencia exhibida por sus colegas, dijo que 'siempre hace ilusión formar parte de un Gobierno en el que crees'.

Zapatero, que previsiblemente comparecerá pasado el mediodía, tampoco soltó prenda al entrar el hemiciclo, al igual que Elena Espinosa, que con los cambios abandonaría el Ejecutivo. 'No voy a hacer ningún comentario', respondió.

Celestino Corbacho, el único que sabía desde hace semanas que dejaba el Gobierno tras decidir ocupar un puesto en las listas del PSC para las elecciones autonómicas catalanas, no quiso extenderse, pero elogió al que, según fuentes del Gobierno, será su sustituto, Valeriano Gómez, como 'excelente persona y buen amigo'.

Algunos de los miembros del gabinete, como el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, o la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, señalaron que habían conocido los cambios a través de los medios de comunicación.