Público
Público

Chacón critica a los que defienden a Azaña para obtener "algún rédito"

La ministra de Defensa asegura en la presentación de 'Ciudadano Azaña', de Miguel Ángel Villena, que no tienen en su ADN nada del ex presidente de la II República

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha afirmado que el tiempo ha dado la razón a la generación de políticos que, como Manuel Azaña, 'se empeñaron en modernizar España y sacarla de su atraso'.

También ha criticado que haya quien no tiene en su ADN nada de este personaje pero defiende su figura para tener 'algún rédito'.

Chacón ha intervenido hoy en la presentación de Ciudadano Azaña, publicada por Península.

Se trata de una biografía que reivindica la figura de Manuel Azaña setenta años después de su muerte de la mano del periodista y escritor Miguel Ángel Villena, quien ha recuperado la trayectoria política del ministro, jefe del Gobierno y presidente de la II República y, al mismo tiempo, ha puesto en valor su faceta como escritor o su lado más humano.

La ministra, quien se ha declarado admiradora de Azaña, ha destacado que en su libro Villena no sólo recoge la biografía del personaje 'sin abrumar ni empalagar', sino también su lado más humano y su carácter de gobernante 'frío', sin esconder sus 'enormes contradicciones'. 'Fue un ser desubicado', ha apuntado Chacón, recordando que Azaña llegó a los altos cargos que detentó 'muy a su pesar'. Pero, además, la biografía retrata la 'perspectiva de toda una época' y supone 'un magnífico fresco de una etapa esencial de nuestra historia'.

El autor del libro ha destacado, igual que Chacón, el hecho de que Azaña llegara a ocupar los más altos cargos del Estado sin haberlo pretendido y ha remarcado cómo su faceta intelectual le llevó a aplicar sus principios morales en su labor como político. Miguel Ángel Villena también ha coincidido en que Azaña se 'atrevió' a impulsar las reformas —agrarias, económicas o educativas— que se esperaban de España fuera de sus fronteras. Pese a su origen burgués, destacó, 'tuvo la inteligencia y visión' de la necesidad de reformar, modernizar y democratizar el país. Por encima de todo, ha añadido Villena, Azaña intentó defender sus principios y opiniones 'con razones y palabras' frente a la violencia.

Jorge Martínez Reverte, quien escribió el epílogo del libro, ha coincidido con Chacón al remarcar la rigurosidad del libro y ha comparado el tiempo de 'pesimismo' que vivió el político en los años 30 con la situación actual, subrayando que 'ha habido tiempos peores' a los de hoy.