Público
Público

Chacón exige primarias si Zapatero decide retirarse

La ministra de Defensa expresa su apoyo al presidente del Gobierno para que opte a un tercer mandato. Evita anticipar si se postularía como candidata si Zapatero no se presenta en 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Carme Chacón no quisoayer desvelar si daría el paso de competir por el liderazgo del PSOE en el supuesto de que José Luis Rodríguez Zapatero decida no presentarse en 2012. Pero, frente a quienes impulsan la sustitución por Alfredo Pérez Rubalcaba partidarios de que la sucesión se resuelva por 'los órganos del partido', la ministra de Defensa defendió con rotundidad la convocatoria de elecciones primarias, como establecen los estatutos, para que sean los militantes los que decidan con su voto.

'Opina todo el mundo sobre la sucesión de Zapatero. Opinan periodistas, tertulianos e incluso el PP. No sería lógico que no pudieran opinar los 300.000 militantes de este partido', afirmó la ministra durante el coloquio que siguió a su conferencia en un desayuno informativo organizado por Europa Press. [El PSOE tiene 'en torno a 500.000 afiliados', según una portavoz oficial, pera esta cifra incluye a los simpatizantes, que no podrían votar en esas elecciones internas con la normativa vigente].

La ministra reivindica 'la valentía y fortaleza' del presidente

Chacón, que formó parte del núcleo fundador de Nueva Vía, el grupo que en 2000 aupóa Zapatero al liderazgo del PSOE, se declaró 'muy firme partidaria de la democracia'. 'No van a ser una excepción los partidos políticos. Soy también partidaria de la democracia en el interior de los partidos políticos', aclaró.

Si el presidente decidiera retirarse, la ministra de Defensa el segundo miembro del Gobierno mejor valorado, después de Rubalcaba no se cerró ninguna puerta. 'Las primarias son una fantástica fábrica de crear legitimidades y entusiasmo militante. Creo firmemente en ellas', dijo al hilo de las celebradas el sábado en Catalunya para elegir el candidato socialista a la alcaldía de Barcelona, donde ganó Jordi Hereu a pesar de que el aparato del PSC sostenía que las encuestas pronosticaban mejores resultados para una lista municipal encabezada por la exconsellera Monserrat Tura.

Alaba las elecciones primarias como una 'fantástica fábrica de legitimidades'

La ministra dejó claro que su primera opción es la continuidad de Zapatero. 'Si quisiera optar a una tercera reelección, yo sería una de las que, sin ninguna duda, votarían por Zapatero', afirmó.

Chacón reivindicó su gestión al frente del PSOE y del Gobierno después de recordar que se conocieron hace ahora 11 años, cuando tras la dimisión de Joaquín Almunia se puso en marcha un movimiento de renovación generacional a cuyo frente se situó Zapatero.

'No hace falta que les cuente cómo estaba el PSOE en aquel momento', dijo la ministra, evocando el hundimiento electoral de los socialistas tras el fallido proceso sucesorio de Felipe González. Aprovechó para subrayar que, tras ganar el congreso frente a otros tres candidatos José Bono, Matilde Fernández y Rosa Díez, 'fue muy generoso y, por cierto, lo sigue siendo, con los que no le dieron su apoyo'. Entre estos estaban, de forma destacada, el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, que trabajó activamente a favor de la candidatura de Bono, y también el vicepresidente tercero, Manuel Chaves.

Recuerda que Zapatero 'fue y es generoso con los que no lo apoyaron'

Chacón, que definió a Zapatero como 'un hombre de integración y de unidad', ensalzó su primera legislatura en la presidencia del Gobierno como 'una verdadera revolución en derechos civiles y sociales'. Pero también alabó su gestión en este segundo mandato: 'Se encontró con la crisis más profunda en 80 años y, con la misma valentía y fortaleza de la primera legislatura, está acometiendo, con mucho desgaste personal, las reformas que España necesita'.

Los reiterados intentos por forzar que la ministra diera un paso más adelante, chocaron con un muro. 'No seré yo quien altere el respeto que merece Zapatero. Debo respetar su decisión y el momento en que quiera anunciarla', dijo sobre el futuro político del presidente del Gobierno.

Considera 'una obviedad' decir que una mujer puede gobernar España

Para no anticipar acontecimientos, se refugió en 'la doctrina Felipe González', una 'obviedad' teórica de múltiples aplicaciones prácticas, según la cual el candidato electoral ha de querer serlo, pero también ha de quererlo el partido al que pertenece.

'Una cosa es desearlo y otra que los militantes lo quieran...', repitió Carme Chacón, con la apostilla de que eso sirve 'para cualquiera que lo deseara', no sólo para Zapatero o para ella.

El interrogatorio concluyó con un clásico: '¿Cree que España está preparada para tener una presidenta del Gobierno catalana?'. La respuesta no podía ser muy distinta de lo que ella misma catalogó de 'obviedad': 'Una vez me preguntaron si yo creía que España estaba preparada para que presidiera el Gobierno una mujer y fue un notición que dijera sí. ¡La noticia hubiera sido que yo dijera lo contrario, que Españano está preparada para que una mujer rija su destino! Nadie puede pensar hoy que una mujer no está igual de capacitada que un hombre para asumir cualquier responsabilidad, sea extremeño, castellano-manchego o catalán'.