Público
Público

Chacón renuncia a ir a primarias para evitar la división en el PSOE

La ministra de Defensa intenta con su decisión frenar "la escalada que pone en riesgo" la unidad del Partido, la autoridad de Zapatero, la imagen colectiva del PSOE e, incluso, la estabilidad del Gobierno.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras una decisión 'individual y autónoma', la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha optado por no concurrir a las primarias del PSOE. 'Doy un paso atrás para que el PSOE dé un paso adelante', ha subrayado durante su comparecencia, que ha comenzado con voz entrecortada.

Con su 'no' Chacón trata de 'evitar la división en el partido' y se produce tras constatar que, sobre todo a partir de la 'severa' derrota electoral del pasado domino, se habían puesto en riesgo 'la imagen colectiva del PSOE, la autoridad del secretario general, e incluso la estabilidad del Gobierno'. 'Eso era lo único que podía hacerme reconsiderar una decisión que tenía bien tomada', ha agregado.

Aunque su idea de concurrir a las primarias la tenía tomada desde febrero, tras la debacle electoral del 22-M aumentaron las presiones y voces en el partido que defendían una única candidatura.

Tenía tomada desde febrero la decisión de concurrir a las primarias

Durante su comparecencia en la sede del PSOE, en la calle Ferraz, Chacón ha lanzado su particular 'Yo acuso' —en su caso un 'Quería...'— al desgranar las ideas sobre las que iba a pivotar su proyecto, siempre con el fin de 'recuperar y actualizar las señas de identidad de la socialdemocracia': 'Quería encabezar un proyecto que reafirmara la autonomía de la política frente a los grandes poderes económicos y que distribuyera los sacrificios de la crisis con la máxima equidad', que 'movilizara todas las energías del país para combatir el paro y, en particular, para combatir el desempleo de nuestros jóvenes', que recuperara la dignidad y el prestigio de la política, 'tal y como nos han reclamado miles de ciudadanos en las urnas y también en la calle', que 'afirmara nuestra visión de España, unida y plural' sin renunciar 'a mi identidad, catalana y española'. Y un último 'quería': el de encabezar 'un proyecto que preservara los aciertos de la última década, los avances enormes alcanzados por las mujeres, por los homosexuales, por las personas dependientes...'.

Chacón da un paso atrás 'en pro de la unidad de mi partido', del que espera que acometa 'una reflexión serena'. 'El futuro se conquista con fuerza. En el PSOE, con fuerza y con generosidad', ha aseverado para  recordar que queda a disposición de su partido y de la persona que se elija como candidato para las elecciones generales. 

La decisión de concurrir a las primarias fue firme a inicios de febrero. 'Ha habido muchos compañeros que lo han sabido y se lo trasladé al secretario general del partido, del que siempre obtuve el máximo respeto', ha desvelado. Precisamente la decisión de hacer público su anuncio se produce después de una conversación con Zapatero, que se produjo esta mañana: 'He recibido absoluto respeto'.

El camino de Rubalcaba para ser elegido candidato, siempre y cuando se postule a ello, se allana de forma significativa una vez que Chacón ha dado su paso atrás. Preguntado hoy sobre las primarias, el ministro del Interior ha señalado: 'Me habrán oído hablar muy poco en público de esto y hoy no voy a romper mi norma'.

 


'Quería encabezar un proyecto que recuperara y actualizara las señas de identidad de la socialdemocracia y aplicara la ambición de Igualdad y de Justicia en un contexto de crisis'.

'(Quería un proyecto que) movilizara todas las energías del país para combatir el paro y, en particular, para combatir el desempleo de nuestros jóvenes, que les excluye del trabajo, que es uno de los derechos principales de ciudadanía'. 

'Quería encabezar un proyecto que recuperara la dignidad y el prestigio de la política, tal y como nos han reclamado miles de ciudadanos en las urnas y también en la calle'.

'Quería abrir espacios de participación, acreditar con hechos que la política democrática y la corrupción son radicalmente incompatibles'.

'Quería encabezar un proyecto que afirmara nuestra visión de España, unida y plural'.

'Que mejorara la cooperación y la colaboración entre CCAA, y quería hacerlo sin renunciar a mi identidad, catalana y española'.

'Quería encabezar un proyecto que preservara los aciertos de la última década, los avances enormes alcanzados por las mujeres, por los homosexuales, por las personas dependientes...'.

'Un proyecto que, a la vez, corrigiera los errores que hayamos cometido y de los que me considero tan responsable como el que más'.

'Un proyecto que integrara generaciones socialistas y no las enfrentara'.

'Un proyecto que tomara el relevo de las grandes transformaciones que han impulsado el avance de España: las del Gobierno, primero, de Felipe González y, después, de José Luis Rodríguez Zapatero'.