Público
Público

Cientos de toneladas de basura se apoderan de Granada

Ante la falta de acuerdos con los trabajadores en huelga indefinida, el Ayuntamiento pide a la Junta de Andalucía ampliar del 30% al 50% los servicios mínimos estipulados por el "riesgo sanitario" que supone

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las calles de Granada acumulan más de 1.200 toneladas de basura tras diez días de huelga de los trabajadores de la concesionaria del servicio de limpieza y recogida de residuos, Inagra. Ante la falta de acuerdo, el Consistorio ha pedido a la Junta de Andalucía que 'a la mayor brevedad posible' incremente los servicios mínimos fijados y que amplíe del 30% al 50% los servicios ordinarios de recogida domiciliaria.

La administración local ha solicitado concretamente que, dentro de los servicios cubiertos en su totalidad, se incluyan los de recogida de residuos en el entorno de los centros sensibles –centros sanitarios y escolares y mercado de abastos–, y para los de grandes centros comerciales y la recogida de los domiciliarios se amplie al 50%.

En el documento remitido por el Consistorio a la Junta, se indica que el 'riesgo sanitario' se ha visto incrementado transcurridos ya diez días desde el inicio de la huelga, que ha provocado la acumulación de residuos dentro y alrededor de contenedores y en otros puntos de la ciudad.

El Ayuntamiento señala que este riesgo para la salud pública se verá además 'notablemente agravado' por la lluvias previstas en los próximos días en Granada y con el aumento de las temperaturas.'El cambio en las condiciones climatológicas traerá como consecuencia la producción de lixiviados, con afección del servicio público de alcantarillado, contaminándose las aguas residuales, así como la proliferación de agentes patógenos', advierte el documento, que añade que resulta 'notorio' que los servicios fijados hasta ahora son 'notoriamente insuficientes'.

El presidente del Comité de Empresa, Eduardo Aragón, ha indicado que las posturas se encuentran cada vez más distanciadas mientras Inagra se mantenga firme en la propuesta de reducir los salarios de los empleados. Aragón ha garantizado que se respetarán los servicios mínimos, aunque ha lamentado que la empresa esté interpretando a su manera la aplicación del 30% acordado por la Junta de Andalucía.