Público
Público

El cierre de Urgencias vuelve a cortar carreteras

Nueva jornada de protestas contra el tijeretazo sanitario del Govern catalán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nueva jornada de protestas contra el tijeretazo sanitario del Govern catalán. Centenares de usuarios y profesionales participaron ayer en la iniciativa 'Cortes contra los recortes' y pararon de forma intermitente el tránsito de diversas carreteras para informar a los conductores de la repercusión de los cierres de las Urgencias nocturnas impulsados por el Ejecutivo de CiU en decenas de ambulatorios con la intención de ahorrarse 50 millones de euros.

'Perdonad por los minutos que os robamos, pero nuestra vida está en juego', rezaba una pancarta que portaban algunos manifestantes para evitar la crispación de los conductores. Durante la mañana, los principales cortes de tráfico se centraron en las comarcas de Barcelona y Girona.

Centenares de usuarios efectúan cortes selectivos por toda Catalunya

Los vecinos del Vallès Oriental, que llevan semanas acampando en diferentes ambulatorios contra el cierre del servicio nocturno, protagonizaron las movilizaciones de Barcelona. Medio centenar de personas cortaron de forma intermitente la carretera N-150 a la altura de Barberà del Vallès durante dos horas bajo el lema: 'Nos engañaron en campaña electoral y nos colaron el tijeretazo social'.

La protesta más importante de las comarcas gerundenses tuvo lugar en Blanes, donde alrededor de 150 personas cortaron la GI-682, una carretera con mucho tráfico en verano. La movilización, bajo el lema 'Con la sanidad no se juega: no a los recortes', tenía como objetivo protestar contra el tijeretazo de la Corporación de Salud del Maresme y la Selva, que conllevará una reducción de servicios del hospital Comarcal de Blanes y el cierre de las Urgencias nocturnas en los ambulatorios de la Selva, informa Elisabet Escriche.

La protesta vecinal sigue de forma permanente en decenas de centros

Más de 150 personas cortaron en Tarragona la N-340, N-240 y A-7. Las protestas se realizaron pacíficamente, sin ninguna incidencia, y levantando la solidaridad de los conductores. Cuando se abrió el paso, muchos vehículos pitaban, saludaban y animaban a los concentrados haciendo la señal de victoria con las manos, según informa Esther Celma.

Las protestas siguen de forma permanente en decenas de centros de Catalunya. Medio millar de personas acamparon ayer frente el hospital Arnau de Vilanova, en Lleida. Además, en L'Arboç, un grupo de vecinos pasaron la tercera noche en el interior del ambulatorio para evitar el cierre de las Urgencias. Estas acciones se suman a las acampadas del Vallès, Tarragona y Badalona, entre otras.