Publicado: 20.03.2014 10:04 |Actualizado: 20.03.2014 10:04

Cifuentes prepara un dispositivo policial "potente" para recibir a las Marchas de la Dignidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Un dispositivo policial potente" es lo que anticipa a Público la Delegación del Gobierno de Madrid de cara a las Marchas de la Dignidad, que el sábado a las cinco de la tarde confluirán en una manifestación en la capital para intentar que el Ejecutivo del Partido Popular escuche sus exigencias.

Desde el gabinete de comunicación de la institución que dirige Cristina Cifuentes han rechazado aportar cifras, insistiendo en que "ni ahora, ni en ocasiones anteriores, se han dado cifras de dispositivos ni de operativos concretos de carácter policial", aunque estas informaciones han sido publicadas por la prensa en anteriores ocasiones.

Por su parte, la agencia EFE ha publicado este viernes que el despliegue previsto por la Delegación será de 1.750 antidisturbios: un nuevo record, que insisten en calificar como "adecuado y proporcional". De hecho, según esta misma nota, la Policía pone el parche antes de que haya una herida, y asegura haber identificado a "grupos radicales" que podrían acabar con el carácter pacífico de las protestas.

En las manifestaciones que considera podrían ser más multitudinarias o "problemáticas", la Delegación suele ordenar despliegues de más de un millar de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), aunque sólo en el operativo orquestado para la protesta Rodea el Congreso del 25 de septiembre de 2012 -que se saldó con más de 60 heridos- cerca de 1.500 agentes fueron desplegados en la capital. Tal y como hizo entonces, la institución ha asegurado que el número de agentes desplegados será "adecuado y proporcional para evitar incidentes".

"{Los medios} no quieren que esto salga a la luz". "La mayoría están manipulados por el Gobierno", aseguran los organizadores del 22-MLa portavoz de los organizadores de las Marchas Susana Cerrudos asegura no haber tenido tiempo para valorar esta información con sus compañeros, pero opina que los poderes políticos "tienen miedo. Creo que es desproporcionado todo lo que hacen. Se sabe que la represión va a estar ahí, y cuanto más fuerza tengamos más represión va a haber", defiende.

En relación a la voluntad de acampar que ya han manifestado algunos de los caminantes, la organización asegura que no hay novedades, aunque en las redes sociales circulan carteles emplazando a los asistentes a concentrarse en la plaza de Colón. La Delegación respondió a las preguntas sobre el protocolo a seguir por los agentes en el caso de que los manifestantes decidan dormir en la vía pública, planteadas en dos ocasiones por este diario. Teniendo en cuenta los precedentes verbales y factuales, no es de esperar que se resignen a permitirlo.

Desde hace días, los activistas critican en las redes sociales la falta de cobertura por parte de los medios de comunicación en lo que consideran una estrategia para favorecer que sus reivindicaciones pasen desapercibidas. "Es una vergüenza que los medios de comunicación no estén dando más cobertura a las Marchas de la Dignidad que se acercan a Madrid. Si hubiera pasado en Venezuela, habría pasado en todos los medios internacionales durante una semana", denunciaba el profesor Fernández Carlos Fernández Liria, escritor y profesor de filosofía en la Universidad Complutense, en un acto celebrado este miércoles en el Ateneo de Madrid para apoyar al 22-M.

La misma estrategia que, según aseguraba la jornalera del SAT e integrante de las Marchas Mari García en el mismo encuentro, "están utilizando los policías, desviando a los caminantes por carreteras secundarias para restarles visibilidad".

Los organizadores de la protesta opinan lo mismo: "No hemos tenido cobertura por medios de comunicación hasta hace tres días", asegura Cerrudos. No quieren que esto salga a la luz, que el pueblo se entere de que hay un movimiento unitario y de la organización que esto conlleva", sostiene. Preguntada por el motivo, se muestra rotunda: "La mayoría de los medios de comunicación está manipulados por el Gobierno".