Público
Público

Cifuentes y Fernández Díaz justifican las cargas policiales del 25-S

La delegada del Gobierno en Madrid asegura que los manifestantes del 25-S son "radicales" y el ministro del Interior cree que actuaron con "demasiada violencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, encargada del orden público en la capital, defendió este miércoles por la mañana la actuación de la Policía durante las manifestaciones del 25-S y atribuyó a los manifestantes, a los que llamó 'radicales', toda la responsabilidad de los incidentes y las cargas policiales que terminaron con 64 heridos —28 de ellos tuvieron que ser trasladados al hospital— y 34 detenidos. De la misma opinión es el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha asegurado que los policías actuaron 'extraordinariamente bien'.

En una entrevista en esRadio, en el programa de Federico Jiménez Losantos, Cifuentes no dudó en descalificar a las personas que se acercaron a los alrededores del Congreso: 'Este grupo de manifestantes radicales querían propiciar un cambio de sistema y la anarquía'.

Cifuentes dijo: 'A las dos marchas fueron sólo 6.000 personas. La escasa asistencia, por debajo de lo previsto por los organizadores, ha incidido en que algunos tuvieran un comportamiento violento'. La delegada del Gobierno justificó la actuación policial: 'La Policía evitó el asalto al Congreso, que era el objetivo de los convocantes. Los agentes tuvieron que aguantar una agresión permanente, un ataque desproporcionado: les tiraron de todo, piedras, botellas, tornillos...'.

Cifuentes denunció que en la plaza de Neptuno se recogieron '265 kilos de piedras y 4.000 latas de cerveza que se utilizaron como armas arrojadizas, así como punzones, palos y tirachinas'.

'La actuación de la Policía fue impecable, muy positiva y muy profesional. Actuó en unas circunstancias muy difíciles y desde aquí les mando mi felicitación', añadió Cifuentes, quien no dudó en criticar a todos aquellos que han puesto en duda el despliegue policial, incluidos algunos diputados. 'Me produce cierta tristeza ver que mientras unos profesionales están defendiendo a los diputados, al Estado de Derecho y la aplicación de las leyes, haya diputados que lo critiquen. No es una noticia positiva. Pero creo que la mayoría de los españoles entiende y valora la actuación policial', concluyó.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, también ha justificado la carga policial de ayer en los alrededores del Congreso y ha dicho que hubo manifestantes que actuaron con 'demasiada violencia'. Fernández Díaz asegura que los agentes se vieron obligados a impedir que intentaran llegar a las Cortes.

Ha felicitado a las fuerzas de seguridad por haber actuado 'extraordinariamente bien', y gracias a ello -ha subrayado- pudieron impedir que un grupo de personas lograra 'ocupar' el Parlamento y 'coaccionar' a los diputados, lo que está 'expresamente prohibido'.

Los agentes tenían la orden de actuar 'no en defensa de la legalidad ordinaria sino de la legalidad constitucional' puesto que el Congreso 'es inviolable'.

'Es evidente', ha recalcado, que no se podía permitir 'semejante agresión' y la policía hizo lo que debía para que la sesión plenaria se pudiera desarrollar 'con normalidad', y que los diputados pudieran entrar y salir de la Cámara sin problemas.

El secretario general del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, defendió esta mañana que los agentes antidisturbios que han protegido este martes el Congreso de los Diputados no se identificaran y actuaran con 'leña y punto' contra los violentos, en referencia a los manifestantes de 'Rodea el Congreso'.

'Para los de las identificaciones: no las llevan y apoyamos que no las lleven ante organizaciones violentas. Leña y punto', escribió Sánchez Fornet en su cuenta de Twitter en torno a las diez de la noche del martes.

Esta mañana, el SUP ha publicado un comunicado en el que defiende que su actuación sirvió para 'defender la democracia'.(Consulta el comunicado en PDF)