Público
Público

Cinco incendios forestales siguen activos en Galicia

El fuego más importante en Boiro, donde han ardido unas 200 hectáreas, se encuentra «estabilizado»

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de un fin de semana especialmente devastador para los bosques gallegos, la alta actividad incendiaria se ha reducido 'sensiblemente' tras darse por extinguido el de As Pontes (A Coruña).

Según las primeras estimaciones provisionales, este incendio ha afectado a unas 73 hectáreas, de las que 57 corresponden a superficie arbolada.

La Consellería de Medio Rural ha explicado que el incendio de Boiro, el mayor de los registrados en la comunidad este fin de semana, ha sufrido una 'pequeña reproducción' que está 'a punto de ser controlada'. La superficie afectada, según la primera valoración, se sitúa por encima de las 200 hectáreas.

Se cree que los incendios podrían ser intencionados

Las investigaciones realizadas hasta el momento apuntan a que son dos focos los que provocaron este incendio y que su autoría podría corresponder 'al mismo sospechoso' como causante también de un fuego anterior, registrado el pasado mes de mayo en la misma parroquia, 'extremo que tiene que ser confirmado'.

Para luchar contra el fuego, la Xunta cuenta con la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente. A los efectivos habituales, se han unido 400 miembros de la Unidad Militar de Emergencias, debido a las dificultades por el clima especialmente adverso debido al calor y viento.

En la provincia de Lugo permanece en activo el incendio en la parroquia de San Pedro, en el municipio de Castro de Rei. En él trabajan dos agentes forestales, cinco brigadas, dos motobombas, un helicóptero y dos aviones.

El resto de focos están controlados o extinguidos. El de mayor superficie afectada fue el registrado en el municipio de O Páramo, en la parroquia de Piñeiro, con una primera estimación provisional de 25 hectáreas, de las cuales corresponden a monte arbolado y otras cinco a terreno raso.

En Ourense, sólo sigue en activo el fuego de la parroquia de Parada, en Amoeiro, en cuya extinción trabajan desde el inico del fin de semana cuatro agentes, 15 brigadas, tres motobombas, dos palas, cinco helicópteros y seis aviones.

Por último, en Pontevedra, el principal incendio activo es el de Barro, en cuya extinción trabajan dos agentes, cuatro brigadas, tres motobombas, dos palas, cinco helicópteros y seis aviones.