Público
Público

Cinco meses más de anuncios de contactos

El Congreso pide al Gobierno que ultime un plan para eliminarlos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los anuncios de prostitución siguen presentes en los principales diarios de la llamada prensa seria y el Gobierno no toma medidas drásticas para suprimirlos definitivamente. Así se lo reprochó ayer en el Congreso de los Diputados Joan Tardà, diputado de ERC, cansado de que, tras años de debate, lo único que haya salido de los socialistas sea una llamada a la autorregulación de los medios de comunicación para que sean ellos mismos los que opten por renunciar a estos ingresos. Algo que la gran mayoría no ha hecho.

Ayer, en un intento de dar un paso más adelante, ERC votó a favor, junto al resto de grupos parlamentarios, de una enmienda transaccional que insta al Gobierno a que, en cuanto tenga el informe del Consejo de Estado previsto para octubre sobre las distintas opciones para sancionar, tome de una vez una determinación. La propuesta es un nuevo intento en el camino interminable hacia la supresión de esta publicidad, tras la que se esconden las mafias de explotación sexual.

Así, los grupos parlamentarios piden al Ejecutivo que 'en el plazo de cuatro meses desde la emisión del informe del Consejo de Estado, remita al Congreso de los Diputados una propuesta que promueva la desaparición de los anuncios de prostitución en la prensa diaria, a tenor de lo dispuesto en el citado informe'.

El resto de la enmienda no supone ningún avance: insta a fomentar la autorregulación dentro de la prensa diaria y promueve campañas en colaboración con las comunidades autónomas de sensibilización social contra la trata. Nada más. Habrá que esperar ahora a ver si con el informe del Consejo de Estado en la mano, el Gobierno toma por fin medidas o si, como denuncia Tardà, va a seguir cediendo a las presiones de las grandes cabeceras, reacias en tiempos de crisis a renunciar a un negocio que les reporta, en total, unos 40 millones de euros anuales.

Antes de la votación de la enmienda transaccional, se volvieron a escuchar en el Congreso y de boca de los diputados críticas al negocio de los anuncios de contactos. 'Hay que instar al Gobierno a que pase de las palabras a los hechos. En esta Cámara no somos neutrales, este lugar sigue siendo beligerante con estas prácticas', afirmó Carlos Salvador, diputado de UPN e impulsor de la enmienda.

Carmen Quintanilla, del PP, recordó que la Ley General de Publicidad 'es clara' al señalar que 'todo lo que atenta contra la dignidad humana es publicidad ilícita'. Joan Tardà habló del fracaso de la autorregulación y de que ni siquiera los medios de comunicación han modificado 'la putrefacta literatura que incorporan estos anuncios'.

Por el grupo parlamentario socialista tomó la palabra Carmen Montón, portavoz de Igualdad, quien señaló una vez más que 'ha llegado la hora de que la prensa seria deje de incluir anuncios' y recordó que España es el único país europeo en el que la prensa generalista incluye este tipo de publicidad.

Sobre si la teoría llegará alguna vez a la práctica, Joseba Andoni Agirretxea (PNV) se felicitó por lo menos de haber llegado a 'una unanimidad conceptual'. 'Hay que aprovechar este consenso para adoptar medidas legales', apostilló Agirretxea, que añadió que ya es momento de dejar a un lado el tema de la autorregulación: 'No podemos legislar a partir de ver si se porta bien el personal por voluntad propia'. Mercè Pigent, de CiU, tampoco valoró la autorregulación. 'Está claro que no ha sido suficiente', concluyó.