Público
Público

Cinco millones, la cifra más trágica de la recesión

El nuevo Ejecutivo prepara una profundización de la reforma laboral en contratos y negociación colectiva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cinco millones de desempleados, un millón y medio de familias con todos sus miembros en paro y más de un millón de parados de larga duración (superior a dos años) a los que se les ha agotado el periodo para cobrar la prestación por desempleo, son las cifras más trágicas de la crisis. Y las perspectivas no son mucho mejores. El recorte del gasto público que han empezado a hacer las comunidades autónomas ya ha tenido cierto impacto en las cifras de desempleo y empeorará si el nuevo Gobierno acentúa la reducción del gasto público en lugar de estimular la economía a través de la demanda pública.

Además, el nuevo Gobierno hará otra reforma del mercado de trabajo. La reforma laboral, si se impone un contrato único con indemnización creciente, va a ser uno de los debates más importantes y enconados de la nueva legislatura. Ignacio Zubiri, catedrático de la Universidad del País Vasco, no considera que sea una solución al paro la reforma del contrato laboral: 'Si cambias el tipo de contrato cambias el tipo de gente que se va a la calle, pero no el número'. Por el contrario, para crear empleo ve más urgente que el sector público cree su propia línea de crédito si no funciona el privado y facilitar la creación de empresas, permitiendo, por ejemplo, que el IVA no se pague hasta que no se cobre.

Sin embargo, para Ángel de la Fuente, investigador del CSIC, 'encaminar la recuperación pasa por reformas estructurales, incluyendo la del mercado de trabajo. El PSOE hizo un conato de reforma que no sirvió de gran cosa'. Una de las causas de la elevada tasa de paro en España es que el ajuste se ha hecho fundamentalmente con despidos y no con reparto del trabajo. Tres de cada diez trabajadores tenían contrato temporal al comenzar la crisis; nada más fácil que dejar extinguir el contrato temporal para ajustar gastos. 'Es necesario reducir la dualidad entre temporales e indefinidos -explica De la Fuente- y eso se consigue reduciendo la asimetría, que unos tengan menos protección y otros más'.

La segunda vuelta de tuerca que se prepara afectará a la negociación colectiva. Los sindicatos no rechazan modificar la estructura de negociación y que puedan primar algunos acuerdos a nivel de empresa siempre que los trabajadores de las pymes tengan representación en la negociación. Ahora no la tienen en las empresas con menos de seis trabajadores.