Público
Público

Cinco nuevos detenidos en la red de prostitución masculina

La Policía finaliza la segunda fase de la operación con detenciones en tres prostíbulos del centro de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha detenido a otras cinco personas al cierre de la segunda fase de la operación desarrollada la semana pasada contra una red de explotación sexual de hombres de origen brasileño . Las cinco personas fueron detenidos en tres prostíbulos masculinos ubicados en el distrito centro de Madrid.

En la primera fase de la operación, la Policía dio por desarticulada por primera vez en España una red dedicada a la explotación sexual de hombres, en un dispositivo en el que fueron detenidas otras 14 personas. Los indicios obtenidos a lo largo de la investigación apuntaban a que algunas de las víctimas traídas por la red desde Brasil habían sido trasladadas a otras casas de citas madrileñas.

El cabecilla de la organización, conocido como 'Lucas', y detenido en la primera fase de la operación, era el encargado de conocer la situación de estas personas y solicitar de forma periódica el ingreso de las cantidades semanales que las víctimas debían satisfacer mediante transferencias bancarias.

Los hombres permanecían en cada local unos 21 días y estaban disponibles para los clientes las 24 horas. En cada casa había una media de ocho a diez chicos que eran 'publicitados' en diversas páginas webs ofreciendo servicios sexuales tanto en los propios locales como en domicilios particulares y hoteles.

En uno de los pisos registrados ha sido localizado un menor, de 16 años y origen brasileño, que llevaba casi tres semanas en el local realizando servicios sexuales para la organización.

Los responsables de la red y los jóvenes se repartían las ganancias al 50%, dinero que supuestamente era para el pago de las habitaciones en las que vivían, en condiciones muy precarias y que debían compartir en literas o durmiendo incluso en la misma cama. Los responsables hacían firmar un contrato de alquiler de la habitación compartida para eximirse de responsabilidades y aparentar que estaban allí voluntariamente.

Junto a los cinco detenidos por delitos relativos a la prostitución y contra los derechos de los trabajadores, los agentes han arrestado a otras cinco personas que se encontraban en España en situación irregular.