Público
Público

Cirios laicos en la Plaza de Oriente

Unos 200 laicos se concentraron ayer contra la actuación policial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Frente a la vigilia católica organizada por la Jornada Mundial de la Juventud, varios colectivos integrados en el 15-M hicieron acopio de velas y cirios para celebrar ayer una concentración alternativa, que reunió a unas 200 personas en la Plaza de Oriente.

El acto, como la mayoría de los que los movimientos ciudadanos de protesta han desarrollado durante la visita del papa, se convocó de forma espontánea con menos de 24 horas de antelación a través de Twitter.

La decisión se tomó en una asamblea improvisada la noche del viernes en la plaza de Chueca, tras la carga que realizó la Policía con cinco furgones por las inmediaciones de la sede del PP, en la calle Génova. Unas 2.000 personas habían participado en esta marcha, que se disolvió de madrugada, tras recorrer durante cuatro horas varios kilómetros por el centro de Madrid, modificando continuamente el rumbo en función de las calles que iba cortando la Policía.

El manifiesto critica las 'agresiones' que los manifestantes han ido sufriendo

En el manifiesto que los organizadores leyeron en la vigilia laica de ayer, estos criticaron las 'agresiones' que los manifestantes han ido sufriendo desde las primeras cargas en las concentraciones del 15-M. 'Son hechos muy graves porque el Gobierno ha vulnerado los derechos constitucionales de libre circulación y expresión y ha agredido a ciudadanos injustificadamente', denuncia el colectivo, que considera que España sufre una 'dictadura revestida'.

Pero no fueron los únicos que se manifestaron ayer en contra de la visita del papa o de la financiación del viaje con fondos públicos. La Fundación Triángulo realizó otra concentración en el barrio de Chueca 'Por los derechos de todas las familias', entre decenas de globos de colores. El presidente de esta organización, Miguel Ángel Sánchez, criticó el 'único modelo impuesto' por la jerarquía católica: 'No estamos dispuestos a sucumbir y defenderemos todos los tipos de familias posibles. En opinión de Sánchez, si fuese por el Vaticano, no existirían los preservativos, los abortos ni los divorcios. '¿Quiénes son los radicales, ellos o nosotros?', se pregunta.

Por último, el grupo Transmaricabollo de Sol, vinculado al 15-M, realizó una recogida de testimonios de personas que, en algún momento de su vida, se hayan visto 'afectadas' por el catolicismo. El proyecto publicará todos los testimonios con el fin de 'ayudar' a acabar con los privilegios del Vaticano.