Público
Público

CiU afianza sus expectativas electorales tras el fallo del TC

Una encuesta de la Generalitat confirma el crecimiento del independentismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es fácil para un partido cocinar una encuesta cuando es este quien la encarga, pero cuando son datos recogidos por el gobierno los que dan a la oposición como clara vencedora es que el río agua lleva. Esto es lo que ha ocurrido con los resultados del barómetro de opinión política hecho público ayer por la Generalitat de Catalunya y que dan a CiU como claro vencedor de las autonómicas de otoño.

La encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió, que depende del Govern, se realizó en un periodo convulso, entre el 28 de junio y el 8 de julio o, lo que es lo mismo, entre la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut y la consiguiente manifestación de protesta. Los datos sólo confirman las expectativas electorales que ya arrastraban los nacionalistas, que cada vez afrontan con más optimismo los próximos comicios.

El PSC baja en tres meses del 17,5% en intención de voto a un 14,2%

Según el barómetro, el 25,3% de los encuestados votarían a CiU si hoy hubiera elecciones autonómicas, un porcentaje once puntos superior al del PSC, a quien la actual situación política le está pasando más factura. De hecho, la federación sólo sube levemente respecto a la anterior encuesta de enero, cuando un 25% del electorado le hubiera confiado el voto, mientras que son los socialistas quienes se hunden en tan sólo tres meses desde una intención de voto del 17,5% hasta el 14,2%. En las catalanas de 2006, un 17,7% del electorado confió en los nacionalistas, mientras que un 15% escogió al PSC.

El portavoz de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, llamó a la 'prudencia' al conocer los datos y exhortó a la federación a 'seguir trabajando para hacer frente a los retos que Catalunya tiene'. A pesar de ello, constató que 'se consolida un escenario con una clara mayoría' nacionalista y se felicitó también porque sus líderes, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, y su presidente y candidato para las autonómicas, Artur Mas, son los dos políticos más valorados en la encuesta.

Los políticos mejor valorados son Duran y Mas, ambos de CiU

El PSC reconoció que la desmovilización de los votantes y la crisis económica les obligará a 'hacer un esfuerzo de explicación y defensa del modelo social', aunque quisieron destacar especialmente que a sus ojos 'el escenario electoral está más abierto que nunca' a causa del 22,2% de los indecisos que detecta el barómetro. Por este motivo, invitó a todos los partidos a trabajar para evitar una alta abstención.

En lo que se refiere a los grupos minoritarios, ERC se mantiene en tercer lugar pero en caída libre. Este trimestre ha bajado de una intención de voto del 6,6% hasta el 6% y lejos queda el 8% de apoyos recibidos en 2006. ICV-EUiA recogería el mismo porcentaje que pierden los republicanos y subirían de una intención del 5% al 5,6%, una cifra ligeramente superior a la de los últimos comicios.

Por su parte, el PP bajaría del 4,3% de los apoyos hasta el 3,8%, cuando en 2006 recibió el 6% de los sufragios. Finalmente, Ciudadanos no superaría el 1% de intención de voto y ninguno de los nuevos partidos independentistas que se están creando en torno al ex presidente del Barça Joan Laporta o del díscolo de ERC Joan Carretero conseguiría apoyos relevantes.

Una de las cifras históricas que refleja el barómetro es que, por primera vez desde la transición, los socialistas no ganarían en Catalunya unas elecciones generales. En 2004, Carme Chacon duplicó los votos conseguidos por CiU, pero en esta ocasión serían estos los que quedarían ligeramente por delante.

Otra consecuencia del fallo del TC se observa en las propuestas de encaje de Catalunya con España. Mientras se reducen los partidarios de ser una comunidad autónoma o una región y se mantienen los defensores del federalismo, la opción independentista incrementa notablemente sus apoyos y ya es la favorita de casi uno de cada cuatro catalanes.

Un sondeo del Ayuntamiento de Barcelona aparecido el miércoles daba la victoria local a CiU en una capital históricamente socialista. Las encuesta de ayer les otorga también la victoria en las catalanas y en las generales. Si se confirman los sondeos, los nacionalistas sacarán réditos de su medida y radical ambigüedad entre el autonomismo y el soberanismo y el panorama político puede variar mucho.