Público
Público

CiU entrega Badalona al candidato xenófobo del PP

Artur Mas necesita a los conservadores en Barcelona y para los Presupuestos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En octubre de 2006 agredió a un manifestante que increpaba a Josep Piqué y a Ángel Acebes. En abril de 2010 repartió folletos en Badalona que vinculaban inmigración y delincuencia y donde se leía: 'No queremos rumanos'. En octubre del año pasado declaró ante el fiscal que le acusaba de un delito de discriminación u odio por motivos racistas, en un caso ahora reabierto por la Audiencia de Barcelona. El pasado abril fue acusado por el líder xenófobo Josep Anglada de copiarle su discurso y ganó las elecciones en Badalona. Y desde ayer, el candidato del PP Xavier García Albiol sabe que CiU no le impedirá ser alcalde de este histórico bastión socialista del cinturón metropolitano de Barcelona.

Así lo comunicó ayer el presidente del grupo parlamentario de CiU, Oriol Pujol, tras la reunión del Comité Ejecutivo de Convergència Democràtica, que enarboló la bandera del respeto a la lista más votada para justificar la decisión. El argumento, que fue rechazado por la federación al inicio de la campaña, impide toda opción de que PSC y CiU gobiernen en la ciudad, la tercera más poblada de Catalunya. Los socialistas, en su empeño por gobernar e impedir el ascenso de García Albiol, llegaron a ofrecer la posibilidad de repartirse la alcaldía de la localidad con los convergentes en periodos de dos años.

Los convergentes argumentan que el discurso de Albiol es sólo 'propaganda'

'Nadie como la gente de CiU ha sufrido tanto el hecho de haber sido la lista más votada y no haber podido gobernar', explicó Oriol Pujol, en referencia a la constitución del Tripartito en 2003 y 2006. Además, desde la federación de Artur Mas se asegura que las posibilidades de su alcaldable en Badalona, Ramon Falcó, se han visto lastradas por la decisión, adoptada en 2007, de entrar en el equipo de gobierno junto al PSC.

El argumentario convergente incluye aún otra razón más: destacados miembros del Govern entienden que la única forma de desactivar el discurso populista de Albiol es precisamente dejarle la responsabilidad de gobernar.

Pujol quiso también dejar claro que para CiU, el PP de Badalona no es un partido homologable a la xenófoba Plataforma per Catalunya (PxC). 'El PP no es un partido de discursos, sino de gestión', manifestó, al tiempo que afirmaba que las promesas de Albiol en materia de inmigración durante los últimos años son sólo 'propaganda y demagogia'. Falcó tildó de 'asquerosa' la oposición practicada por Albiol.

El PSC critica a CiU su doble discurso ya que no respeta la lista más votada en El Vendrell

También ayer CiU dejó entrever que no dificultará la elección del socialista Josep Fèlix Ballesteros en Tarragona y se esforzó por desvincular su decisión en Badalona de las negociaciones por los Presupuestos de la Generalitat de 2011, de la Diputación de Barcelona y de la alcaldía de Barcelona. En los tres casos, el PP puede dar a la federación nacionalista el apoyo explícito o por omisión que necesita.

Toda la izquierda criticó a CiU, pero fue el PSC quien le reprochó su doble discurso: 'El día que CiU anuncia que hará alcalde a Albiol, dice que aceptará los votos de PxC para arrebatar El Vendrell [Tarragona] al PSC, que es la lista más votada'.