Público
Público

CiU impulsa una consulta para alentar el pacto fiscal

El Parlament aprueba un texto que reclama un modelo similar al del País Vasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Artur Mas es amigo de los grandes consensos y por ello fió su estrategia nacionalista al pacto fiscal como eje principal de esta legislatura. CiU entiende, a tenor de las encuestas, que Catalunya no está 'madura' para la independencia, sí para un acuerdo de financiación en la línea del concierto económico de que gozan Euskadi y Navarra.

Este consenso podría exhi-birse tras el acuerdo alcanzado ayer por CiU, ERC, ICV-EUiA, Solidaritat per la Independència y Joan Laporta, en una consulta ciudadana no vinculante abierta a los catalanes. Así lo votó el Parlament al final del debate de política general. La propuesta de resolución de CiU y ERC tuvo apoyos suficientes y el pacto fiscal será asunto de urna como no hace mucho lo fue la independencia en los ayuntamientos catalanes.

El texto aprobado por el Parlament 'constata la necesidad' de llegar a un nuevo marco fiscal en la relación entre Catalunya con el Estado para abandonar el sistema de financiación 'de régimen común y de la negociación multilateral'. La resolución plantea un paso decisivo en este campo, puesto que propone que el nuevo sistema debe permitir a la Generalitat asumir las competencias en cuanto a 'la exacción, recaudación, gestión, liquidación, inspección y revisión de todos los tributos generados en Catalunya' a través de la Agencia Tributaria autonómica.

El texto establece también que el nuevo sistema debe permitir que la Generalitat disponga de 'plena capacidad normativa' sobre todos los tributos generados en Catalunya, y pueda proponer 'la cuota a pagar al Estado como parte alícuota del coste de las competencias o servicios comunes que ejerce el Estado que le son propios, revisable quinquenalmente en el marco de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat'.

La resolución plantea que antes de final de año deberá presentarse un proyecto de ley que posibilite las consultas populares de 'carácter no refrendatario', con el objetivo de 'apoyar' un proceso de ratificación ciudadana de la propuesta de pacto fiscal. La actual Ley de Consultas catalana fue aprobada por el Tribunal Constitucional (TC) siempre y cuando el objeto de las consultas se circunscribiera 'al ámbito de las competencias de la Generalitat'. Además, las competencias fiscales de Catalunya ya fueron acotadas por la sentencia del TC sobre el Estatut, que recordaba la necesidad de cumplir los principios de solidaridad y redistribución de la riqueza consagrados en la Constitución.

Josep Antoni Duran i Lleida, líder de CiU en Madrid, manifestó esta semana que la mayoría absoluta del PP es 'irreversible'. Ese escenario, según Mas, haría inviable que la negociación del pacto fiscal triunfara. Y en este contexto, nada mejor para los impulsores de la 'transición nacional catalana' que un apoyo masivo de los ciudadanos al pacto fiscal.