Público
Público

CiU también pedirá la consulta para cambiar la Constitución

Duran culmina su desafío al PSC y respalda la celebración de un referéndum ciudadano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

CiU anunció ayer que sus diez diputados en el Congreso pedirán un referéndum ciudadano que valide la reforma de la Constitución que impulsan PSOE y PP para fijar un límite al déficit público. Tras esta decisión, alcanzada ayer en la reunión extraordinaria de la ejecutiva de CiU, las posibilidades aritméticas de que esta consulta llegue a celebrarse han aumentado sustancialmente: si el PNV da el mismo paso, sólo serían necesarios seis diputados más.

El presidente de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ya anunció la pasada semana que vería con buenos ojos esta posibilidad. Ayer impuso su criterio en la reunión de la federación y obtuvo un valioso botín: munición para atacar al PSC, contrario a la celebración del referéndum, durante los tres meses que faltan para los comicios.

Duran, cabeza de lista de CiU al Congreso en las próximas generales, defendió la convocatoria de este referéndum por la forma en que 'afecta' al autogobierno de Catalunya y porque se ha pactado 'de espaldas' a la sociedad. Muy dolido, Duran afirmó que considera 'una agresión' el acuerdo entre PSOE y PP sin contar con CiU y consideró la reforma una 'ruptura del pacto constituyente'.

Duran afirmó que considera 'una agresión' el acuerdo entre PSOE y PP

Por esa razón, el presidente de Unió instó al PSC a tener 'coraje y ser valiente' para que 'sus voces críticas no se vean apagadas por el aparato oficial' del partido y defender que 'una reforma de la Constitución no se puede despachar en tres días'. Independientemente de su postura con respecto al referéndum, Duran avisó de que sólo votará a favor de las reformas planteadas por el Gobierno si incluyen también un límite al déficit fiscal entre las autonomías y el Estado.

A pesar de que en el seno de la federación había fuentes contrarias a plantear esta consulta porque supone, implícitamente, cuestionar las decisiones de Bruselas y porque podría perjudicar las opciones electorales de CiU en caso de que se celebre el mismo día de las elecciones, la posibilidad de desgastar electoralmente a los socialistas catalanes tuvo más peso. Ayer mismo, Joan Herrera, líder de ICV-EUiA, ya instaba al PSC a explicar su rechazo al referéndum y recordaba que Chacón obtuvo 25 diputados en 2008 'diciendo que iría contra la derecha'.

El PNV no ha cerrado una postura final ante un referéndum

La Constitución establece que los parlamentarios de cualquiera de las dos cámaras, Congreso o Senado, pueden forzar la celebración de un referéndum sobre una reforma constitucional, si reúnen, en los 15 días siguientes a su aprobación, el aval de un 10% de diputados (35) o senadores (26). La eventualidad de una consulta se ha convertido así en una carrera contra reloj para captar apoyos.

La posibilidad está más cerca de materializarse en el Congreso. A favor del referéndum se han mostrado CiU (10), ERC (3), BNG (2), CC (2), IU (1), ICV (1), NaBai (1), UPyD (1) y los diputados del PSOE Antonio Gutiérrez y Juan Luis Rascón. Si se suma el PNV (6), aún dubitativo, son 29 firmas. Harían falta seis más para forzar un referéndum.

Al menos media docena de diputados socialistas han expresado su deseo de que se convoque: José Antonio Pérez Tapias y Juan Antonio Barrio, de Izquierda Socialista; Manuel de la Rocha, Carlos González, Fátima Aburto o Xavier Carro. Pero ninguno de ellos ha anunciado que vaya a romper la disciplina del Grupo Socialista.

El PNV no ha cerrado una postura final ante un referéndum, aunque 'no descarta' la adhesión de sus seis diputados a la petición, según fuentes de su dirección parlamentaria. Su portavoz en el Congreso, Josu Erkoreka, se pronunció la semana pasada a favor: 'No sería malo que el pueblo se pronunciara sobre esta propuesta'. Coalición Canaria, con dos representantes, sí ha decidido ya su apoyo a una eventual petición de referéndum.

En el Senado, el BNG ha convocado el próximo 12 de septiembre a los 34 senadores que no están bajo la disciplina de PSOE o el PP para pedir su alianza. Son necesarios 26 para solicitar esta consulta. Hasta ahora, 16 han mostrado su disposición a secundar la iniciativa. Son los de CiU (8), ERC (3) ICV (2) CC (2) y el BNG (1). No descartan adherirse PNV (3), FAC (1) e Imanol Zubero, del PSOE.