Público
Público

CiU plantea una consulta sobre el concierto

Artur Mas propone que un grupo de juristas blinde la propuesta fiscal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sólo 12 horas después de que Joan Puigcercós se mostrara por primera vez abierto a alcanzar un pacto con CiU, Artur Mas se apresuró a dar un sonoro portazo a la cuestión: el candidato de CiU habló por primera vez en sentido positivo de hacer una consulta a la ciudadanía, pero no sobre el asunto de la autodeterminación, sino para conocer la opinión de la ciudadanía respecto al concierto económico que propone la federación.

Así lo insinuó el presidenciable de Convergència i Unió a una pregunta sobre el calendario con el que pretende lograr para Catalunya un modelo fiscal similar al que tiene Euskadi. 'No tenemos decidido a estas alturas si esto requerirá una consulta directa a la ciudadanía', dijo Mas. Fiel a su prudencia electoral, incidió en que la decisión 'no está tomada', pero precisó que tampoco está 'descartada'.

El presidente de CiU dejó entrever que si lleva a la ciudadanía la decisión sobre el modelo fiscal lo hará en el contexto de una negociación con el Gobierno central que se prevé complicada: 'Veremos si es necesario para reforzar las posiciones del Govern'.

La apuesta de CiU por el concierto económico llegó tras descartar fórmulas más atrevidas con las que la formación de Mas flirteó a lo largo de una legislatura marcada por la sentencia del Tribunal Constitucional contra el Estatut. Sin embargo, la federación nacionalista ha abogado por el concierto por considerar que sí tiene un 'apoyo mayoritario' entre la ciudadanía y que evita las 'fracturas' que se producirían con un referendo sobre la autodeterminación como el que impone ERC como condición básica para un acuerdo de gobernación.

Pero el optimismo que ha mostrado CiU en las últimas semanas respecto a este nuevo marco de financiación que no queda recogido en la Constitución se quebró ayer en parte. Su candidato admitió que Catalunya necesita 'la ciencia y la experiencia jurídica de este país' para no equivocarse 'en los planteamientos de futuro'. Según explicó Mas, 'no es sólo un problema de números, sino también de cómo jurídicamente presentamos las cosas para que tengan la solidez y la finura suficiente'.

Se da la circunstancia de que si CiU lanzara este referendo, lo haría gracias a una ley, la de Consultas, que no votó: el texto se aprobó en marzo con grandes críticas de los convergentes, que atacaron duramente a ERC y que calificaron la norma de ser 'más simbólica que efectiva' y de falta de 'ambición'.

En su intervención de la noche, en la metropolitana Mataró, aprovechó para pedir el voto a los socialistas 'que ven que esta no es la Catalunya que quieren'. 'Aunque sólo sea por esta vez, que depositen su confianza en CiU', clamó.

Encaramado a la atalaya donde le han situado todos los sondeos, el candidato de CiU aprovechó para criticar el 'show' de otros candidatos: 'Basta de tonterías y burradas, este es un país que está en la situación que está'. Con una intervención aburrida e inane, Mas cumplió su objetivo y tachó otro día antes del 28-N.