Público
Público

CiU quiere cambiar la ley para blindar los correbous

Los nacionalistas se escudan en la "tradicionalidad" del festejo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CiU resultó decisiva el 28 de julio de 2010 en el Parlament para conseguir la histórica prohibición de las corridas de toros en Catalunya. Ahora, sin embargo, la federación nacionalista propone el blindaje de las otras fiestas protagonizadas por los toros, los llamados correbous, muy arraigados en numerosas poblaciones del sur de Catalunya.

La federación que gobierna la Generalitat ha entregado a todos los grupos parlamentarios catalanes una propuesta de 'regulación que rige las fiestas tradicionales con toros' que modifica la ley actual para, entre otras cosas, ampliar del tiempo que los toros pueden portar las bolas de fuego en las astas y el polémico concepto de 'tradicionalidad'. Según las asociaciones animalistas, se busca así una ley 'hecha para los taurinos', que otorga facilidades a la celebración de 'este tipo de maltrato animal' y dificulta la denuncia de las malas prácticas.

La redacción del texto, que define los correbous como 'celebraciones populares singulares, excepcionales y con importancia significativa para el municipio', se dio por finalizada a finales de noviembre, pero los grupos animalistas prevén que vea la luz pública en febrero.

Aïda Gascón, portavoz de la ONG Anima Naturalis, considera que 'la ley está hecha para el disfrute de los torturadores de animales' y denuncia cierta arbitrariedad en la concesión de licencias, ya que, como recoge el texto, la validación del permiso tan sólo depende de si 'la persona titular de la delegación territorial de la Generalitat' considera justificada y suficiente la 'tradicionalidad' del acto.

Con la ley todavía vigente aprobada en 2010, se debe acreditar que se ha realizado el festejo hasta 60 años atrás. CiU propone anular la limitación temporal. 'Se considerará tradicional si se ha organizado hace 500 años, cuando si ha desaparecido es porque no es tradición', explica Gascón.

Una de las novedades es que el bou embolat podrá mantener en llamas las bolas de fuego que porta en las astas hasta un máximo de 30 minutos, el doble que actualmente, si el fuego se ha 'reavivado por causas naturales'. Gascón se pregunta cómo se delimitarán las causas de reactivación del fuego.

En 2011, se autorizaron en Catalunya 208 actos taurinos en 28 municipios, una veintena de los cuales fueron denunciados por los animalistas por malas prácticas.