Público
Público

CiU reitera su oferta de apoyo a Rajoy a cambio del pacto fiscal

Las urnas recomponen de forma sustancial el mosaico político de Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Josep Antoni Duran i Lleida mostró ayer la disposición de CiU a colaborar con Rajoy para afrontar la crítica situación económica de España exhibiendo su nuevo rango como fuerza hegemónica en Catalunya, única comunidad que ha resistido el tsunami azul del PP junto al País Vasco. Del lado de los perdedores, la Ejecutiva del PSC, que agota sus últimos días de mandato antes del congreso ordinario de diciembre, se enzarzó ayer en una tormentosa e interminable reunión en la que se constató la necesidad de una 'renovación a fondo sin ningún tipo de hipoteca', según el portavoz, Miquel Iceta.

Fortalecido por el histórico resultado del 20-N y arropado por el propio Artur Mas y los principales dirigentes de CiU, Duran aseguró que la federación nacionalista no se dejará arrastrar por el PP y reiteró la reivindicación del pacto fiscal como una prioridad innegociable. Tras haber basado inicialmente su estrategia del pacto fiscal en la hipótesis de una mayoría relativa del PP, la formación soberanista liderada por Artur Mas se ha topado finalmente con una mayoría aplastante que desbarata sus planes. No obstante, la victoria imprevista sobre el PSC y su robusto crecimiento, que ha contenido la acometida del PP en Catalunya, han aportado in extremis una munición inesperada que Duran y Mas empezaron a exhibir desde ayer mismo.

'En Catalunya ha ganado el pacto fiscal'. Esta es la idea lanzada en la misma noche electoral por Duran, que no dudó en presentar este objetivo como la 'independencia fiscal'. Más allá de cualquier retórica de victoria, la reivindicación de un nuevo modelo de financiación similar al concierto vasco contabiliza a partir de ahora el 44,5% de las fuerzas catalanas con presencia en el Congreso. Un total de 22 escaños sobre los 47 en liza, todo ello bajo la bandera de CiU, convertido definitivamente de facto en el partido de Catalunya. Un escenario inesperado el pasado viernes, al término de la campaña.

El portavoz de CiU en el Congreso, que esta vez actuará como tercera fuerza de la Cámara con el respaldo de 16 escaños (seis más que en 2008), defendió ayer la revalorización de las acciones de la federación pese al monopolio del PP. 'Quien tendrá la responsabilidad de gobernar no debe perder de vista que CiU representa un valor añadido de credibilidad en materia económica', dijo Duran al comparecer ayer ante los medios, convencido pese a todo de que su papel en el Congreso no será residual. El dirigente nacionalista insistió en subrayar que 'la actual situación' requerirá del 'complemento' y del 'valor añadido' de CiU, en un inequívoco mensaje dirigido a Rajoy con la consiguiente apostilla: 'No nos lanzaremos en brazos de nadie'.

'No nos lanzaremos en brazos de nadie', afirma Duran, mientras Mas corteja a ERC y PSC

Mientras Duran lanzaba mensajes de cortesía hacia el PP, Mas puso el acento en la clave interna del nuevo paisaje político. El president afirmó que espera que el PP no intente aprovechar su mayoría absoluta en España para 'atornillar' al Gobierno de la Generalitat. Mas se enfrenta a partir de ahora en el Parlament a un PP muy fortalecido y, al mismo, tiempo, al severo debilitamiento de los socialistas como primer partido de la oposición. El líder nacionalista se interrogó sobre si tanto el PSC como ERC 'tendrán la tentación' de dejarles 'en manos del PP' o bien 'demostrarán tener altura de miras' y apoyarán al Govern en el Presupuesto de 2012. El proyecto se presenta como la piedra de toque del nuevo escenario político catalán.

En pleno vacío político dejado por la dolorosa puntilla recibida por el PSC, casi un año después de su caída del poder al frente del Tripartito, los independentistas de ERC, por un lado, y los conservadores dirigidos en Catalunya por Alicia Sánchez-Camacho, por otro, intentan tomar posiciones. Mientras el partido independentista 'tiende la mano a CiU' y espera que CiU 'elija Catalunya y no España', en una advertencia a sus relaciones con el partido de Mariano Rajoy en Madrid y con su filial en Catalunya, la presidenta del PP catalán recordó cuál es la realidad de la situación. 'CiU no es determinante en Madrid y el PP sí es decisivo y determinante en Catalunya', afirmó Camacho con su habitual rotundidad.

A pesar de no haber conseguido al menos repetir su mejor resultado en Catalunya (12 escaños en las generales de 2000), el PP ha consumado su implantación en la centralidad del mapa político catalán. Desde la noche del domingo forma parte de las tres fuerzas con una base de votos por encima del 20%, aunque sólo sea por siete décimas. Camacho desafió ayer el papel de CiU y proclamó que el PP catalán será el principal interlocutor de los intereses de Catalunya ante el Gobierno central, donde aspira a tener a algunos peones de peso.

El PSC, que ha perdido una vertiginosa bolsa de 769.588 votos en la mayor sangría socialista por comunidades autónomas (casi 19 puntos menos), entró ayer en la turbulenta última fase precongresual que culminará a mediados de diciembre. La Ejecutiva saliente libró hasta anoche un 'debate muy vivo' sobre las circunstancias de la debacle, que sitúa a Carme Chacón en una gran incógnita sobre sus ambiciones en el partido federal y su virtual papel en el nuevo partido que saldrá del congreso. En un vacío absoluto tras la defenestración de Montilla en la Generalitat y el desalojo del PSC de la alcaldía de Barcelona y la mayoría de ayuntamientos, el PSC se encuentra sin recambio a la vista.

En una tormentosa reunión, el PSC acepta la necesidad de una 'renovación a fondo'

El alcalde de Lleida, Àngel Ros, exponente del ala derecha y catalanista del PSC y aspirante declarado a la candidatura de la presidencia de la Generalitat; el primer edil de Terrassa, Pere Navarro, que se perfila como principal candidato al cargo de primer secretario, y el exalcalde de Vilanova i la Geltrú Joan Ignasi Elena, afín a la corriente obiolista o catalanista de izquierdas, integran hoy la pole position.

En suma, los principales supervivientes del poder municipal del PSC se presentan como alternativa al equipo de capitanes atrincherados en torno a Montilla desde hace más de una década. El actual viceprimer secretario y portavoz, Miquel Iceta, confirmará de forma inminente si se lanza también a la carrera por la sucesión, para la que se prepara desde hace meses.