Público
Público

CiU salva el 'tijeretazo social' pero pide la cabeza de Zapatero

Duran i Lleida carga con dureza contra el presidente del Gobierno tras confirmar la abstención de su grupo en la votación del decreto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El debate del decreto ley que el Gobierno quiere aprobar para sacar adelante sus medidas de ajuste se prometía duro para el Ejecutivo y así ha sido. No sólo para el Gobierno, sino también para su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. 

La mayor carga de dureza ha procedido del grupo parlamentario que va a permitir salvar el decreto y la cara del Gobierno durante la jornada de hoy. Josep Antoni Duran i Lleida ha sido el encargado de anunciar la ya conocida abstención de CiU. Lo ha hecho 'por responsabilidad', pero sin agradecer los aplausos que llegaban desde la bancada del PSOE. 'No me aplaudan porque no estoy de acuerdo con ustedes', les ha recriminado. 

Duran se ha dirigido personalmente a Zapatero para acusarle de ser el responsable de haber generado la crisis. 'Nos piden una adhesión a la que por muchas razones tendríamos que decir que no', ha asegurado el diputado catalán, para afirmar que no daría su apoyo al decreto de ajuste del Ejecutivo. 'Por impopulares votaríamos que sí, por injustas, no'.

Y entonces, el aliado circunstancial del Gobierno ha cambiado su cara para lanzar el ataque más duro de toda la sesión directamente hacia el presidente del Gobierno. 'El problema no son los funcionarios ni los pensionistas, el problema es usted y su Gobierno', ha asegurado. 'Se acabó su etapa como presidente, esto no se aguanta más'. 'No convoque elecciones ahora, porque lo peor es que en plena crisis nos quedemos sin Gobierno', le ha pedido. 'Cuando lleguen los presupuestos y no pueda sacarlos adelante, entonces, convoque elecciones', ha concluido.

Desde el resto de grupos también ha llegado la negativa rotunda al plan de ajuste. La primera en intervenir ha sido Uxue Barkos, por parte de Nafarroa Bai, que ha sido meridianamente clara en su posición. 'Nos ha planteado un tijeretazo por donde caiga, fe de errores sobre los ayuntamientos incluida'. 

Barkos considera que el decreto es 'injusto e ineficaz'. 'Injusto porque es un esfuerzo duro por la congelación de las pensiones, que es mentira, porque es una rebaja en la antesala de una subida de dos puntos del IVA', ha argumentado. 

La parlamentaria ha criticado que el Gobierno trate por igual a todos los ayuntamientos en su medida de prohibir el endeudamiento durante el año 2011. '¿Dónde está la garantía de que quienes lo han hecho bien no se vean arrastrados?', ha reprochado. 'Nos apela a la responsabilidad y lo que nos pide es un auto de fe', ha concluido en su intervención.

CiU sentencia a Zapatero: 'Esto no se aguanta más, se acabó su etapa como presidente'

Por parte de Coalición Canaria, uno de los grupos que se abstienen en la votación del decreto, la diputada Ana Oramas ha culpado al presidente del Gobierno de ser el responsable de la crisis. 'Usted nos metió en esta situación y lo más triste es que usted nos va a sacar solo de esto, porque ha rechazado que lo hagamos juntos y por eso no le vamos a apoyar'. 

Pero tampoco rechazar, porque según Oramas 'sería peor para el país' no aprobar el decreto que sí critican porque 'no se ve en él que nadie se quede atrás en el esfuerzo de arrimar el hombro'.

Muy crítico ha sido Francisco Jorquera, del BNG, que ha acusado al Gobierno de plegarse 'a los planteamientos de la derecha'. 'Aunque la derecha no está dispuesta a reconocerlo, porque prefiere que se cuezan ustedes solos'. Jorquera ha explicado que la crisis 'tuvo su origen en el sector privado' y ha criticado que 'se resuelva desarmando las políticas públicas'. 'Lo increíble es que se han dejado arrastrar por estos planteamientos', ha concluido.

Los grupos de izquierdas acusan al Ejecutivo de plegarse a los planteamientos de la derecha

En el mismo tono, Joan Ridao, diputado de ERC, ha calificado el decreto como un texto que 'va a lo fácil'. 'No es serio que hagan de Robin Hood de día y de Príncipe Juan de noche', ha dicho Ridao mientras criticaba que el Ejecutivo haya 'renunciado a su principal divisa, la protección social'. 'No se olvide que el motivo por el que estamos aquí es la especulación y la burbuja inmobiliaria', le ha recordado al presidente del Gobierno. 'No pueden pagar justos por pecadores', ha sentenciado.

Gaspar Llamazares, en nombre de Izquierda Unida, ha acusado al Ejecutivo de aplicar 'un decretazo antisocial'. 'Pasaron los tiempos del ajuste compasivo, hemos pasado a los tiempos del derechazo', ha aseverado. Llamazares apunta directamente a los mercados financieros como verdaderos culpables de esta crisis. 'Primero atacaron la estabilidad del euro, más tarde a la UE y ahora imponen el 'dictat' de la política económica junto con el FMI', ha dicho. 

'Los mismos actores que empobrecieron a América Latina quieren empobrecer el sur de Europa', ha lamentado Llamazares, quien ha acusado al Ejecutivo de querer 'maquillar su imagen socialista' con el impuesto a los más ricos. 'Lo peor es que es un punto sin retorno para más crisis, más desafección y más confrontación social', ha asegurado el portavoz de IU en el Congreso. 

Por último, Llamazares ha advertido al Gobierno que, pese a que 'va a sacar adelante el decreto por la mínima, las victorias pírricas, cuando se hacen con las ideas del adversario, son las derrotas más amargas'. 'Menos mal que nos quedan los trabajadores, los ciudadanos y la izquierda que mantendrán los valores a los que ustedes renuncian', ha finalizado.