Público
Público

Clamor contra el hambre

Miles de personas salen a la calle en 14 ciudades españolas para exigir a los gobiernos que "cumplan sus compromisos" en la lucha contra la pobreza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Crisis igual a más pobreza, más hambre y más desi-gualdades. Miles de personas salieron ayer a la calle en 14 localidades españolas para recordar a los políticos esta fórmula tan sencilla como injusta y exigir a los gobiernos que 'cumplan sus compromisos' para luchar contra una lacra que mantiene en la pobreza extrema a 1.400 millones de personas.

Convocadas por la Alianza Española contra la Pobreza, que aglutina a cerca de 800 organizaciones y colectivos de toda España, las movilizaciones de ayer sirvieron de colofón a los actos celebrados durante toda la semana con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y de antesala a la cumbre de ministros de Asuntos Sociales de la UE sobre pobreza y exclusión social que se inicia hoy en Bruselas.

Al frente de la manifestación de Madrid, que reunió a 5.000 personas según los convocantes, una pancarta instaba a la ciudadanía a rebelarse 'contra la pobreza' y exigir a los políticos 'más hechos, menos palabras'. Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO y presidente de la Fundación Cultura de Paz, era uno de los encargados de portarla: 'Se necesita una reacción política a escala mundial ya', destacó. A su lado, los dirigentes de los movimientos sociales que conforman la Alianza y representantes de UGT y CCOO avanzaban bajo el sonido de los tambores de un grupo musical senegalés y eslóganes como 'basta ya de rollo, ayuda al desarrollo'.

Políticos, pocos, muy pocos. En segunda línea, Pedro Zerolo, miembro de la ejecutiva nacional del PSOE, marchaba un metro por detrás de un joven que exhibía una pancarta con la leyenda: 'ZP, ¿cuántos niños mata la ayuda quitada?'. 'Esa es la misión de la ciudadanía, salir a la calle para exigirnos a los políticos que actuemos y que no olvidemos', aseguraba antes de recordar que su partido sigue comprometido en la lucha contra la pobreza pese a la crisis, 'que no debe servir de excusa'.

Mientras, el director de la Coordinadora Estatal de ONG al Desarrollo, Eduardo Sánchez, recalcaba a los periodistas la 'errónea' política de los gobiernos occidentales durante la crisis: 'No puede ser que se den millonarias ayudas al sector financiero y, a la vez, se reduzcan las destinadas a luchar contra la pobreza'.

Una críticas que aparecían plasmadas en el Manifiesto 17 de octubre que se leyó al término de la manifestación. 'Esta crisis se ha medido únicamente por sus aspectos financieros, sin contemplar cómo ha afectado a cientos de millones de personas' recalcaba el texto. Los mayores aplausos se oyeron, sin embargo, cuando Mayor Zaragoza leyó las líneas en las que se insistía en la necesidad de 'una tasa a las tran-sacciones financieras internacionales' y la eliminación de 'los paraísos fiscales'. Entonces, los políticos presentes seguían siendo pocos.