Público
Público

Clases en la calle, en defensa de la enseñanza pública

Un grupo de profesores se ha reunido en la plaza madrileña de Ópera para denunciar los recortes de Aguirre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de docentes ha salido esta tarde a la calle para dar clase como una forma más de defender la enseñanza pública y de protestar contra las instrucciones impuestas por la Consejería de Educación madrileña para el inicio del curso.

'Pretendemos que la gente vea que somos capaces de programar actividades que pueden interesar un poco a todo el mundo, que podemos hacer cosas atractivas e interesantes y que cambiamos las actividades siempre que haga falta para atraer a nuestro alumnado', ha explicado Alina Navas, una de las profesoras que ha participado en esta actividad.

'No todo consiste en hacer paros, que muchos los estamos secundando, sino también en hacer cosas que construyan nuestra verdadera imagen. Somos gente trabajadora que no tiene inconveniente en salir a la calle a dar clase, y luego volver a casa y seguir corrigiendo los ejercicios de nuestros alumnos y de preparar las clases del día siguiente', ha añadido.

En la madrileña plaza de Ópera, a los pies de la estatua de Isabel II, de la que colgaba una pancarta en la que se podía leer 'Defendemos la escuela pública', un centenar de personas ha seguido las lecciones que, con ayuda de una pizarra, han impartido varios profesores bajo la atenta mirada de grupos de turistas que paseaban por la zona.

Algunas de las clases han abordado temas tan sugerentes como 'E possible fare un tiramisú a Ópera in 10 minuti', '¿Por qué el cruasán es el símbolo de los turcos? o 'Matemagia, trucos de cálculo sorprendentes'. Otras versaban sobre la reforma laboral, la introducción al cubismo, el francés cotidiano o Lorca.

Las intervenciones de los profesores, en las que no han faltado alusiones a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y a la consejera de Educación, Lucía Figar, por sus recortes en la enseñanza pública, han sido aplaudidas por los concentrados, muchos de los cuales vestían la camiseta verde que llevan los profesores en sus protestas.