Público
Público

Las clínicas privadas demandan desgravaciones para sus usuarios

La contribución de la sanidad de pago a los servicios de salud públicos divide a los especialistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El debate sobre la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha revivido, empujado por la crisis económica. La falta de liquidez de las arcas públicas no sólo ha desenterrado la propuesta de instaurar un copago para reducir la presión asistencial. También las principales entidades sanitarias privadas han entrado en escena, recordando que sus asegurados contribuyen a rebajar las listas de espera de la sanidad pública. Por ello, consideran justo que sus pacientes desgraven en Haciendalas cuotas de su póliza médica.

¿Hasta qué punto los centros privados descongestionan a los públicos? 'La sanidad privada no desbloquea las listas de espera. La gente acude a la pública ante un problema grave', dice el sociólogo del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC), Rafael Serrano. Lo mismo opina el portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, Marciano Sánchez. 'Los empresarios pretenden que el sistema público se especialice en tratamientos complejos y no rentables, para ellos hacer lo más sencillo y rentable', denuncia.

'El que va a la privada lo hace porque quiere', insiste un experto

Esta postura, según el secretario general del Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (Idis), Juan Abarca, responde al 'tópico negativo' que desde hace años planea sobre la sanidad privada.

El debate está muy politizado y las posturas están enfrentadas. Algunos expertos en la materia defienden que la mejora de la calidad de la sanidad privada en los últimos años ha ayudado a descongestionar las listas de espera públicas.

El 30% de la asistencia sanitaria en España se presta en centros privados

Más allá del papel de los centros privados que las administraciones conciertan para llegar donde no dan abasto, la asistencia 100% privada cumple un papel vital en la sostenibilidad del sistema público, asegura el director de Sanidad de la consultora PriceWaterHouseCoopers, Ignacio Riesgo. 'Si no existiera sanidad privada, el sector público tendría que crecer', sostiene.

También destaca la 'importancia' de la sanidad privada el director de estudios de la consultora Áliad, Jaime Bernardo. En marzo presentó un informe que reveló datos como que el 30% de la asistencia sanitaria se presta en centros privados, o que el sector representa un 2,51% del PIB.

Según los cálculos del Idis, que precisamente se constituyó ayer para fomentar la complementariedad de la sanidad privada y la pública, por cada persona que paga una póliza, el Estado se ahorra 1.300 euros al año. No obstante, para el director del Centro de Investigación en Economía y Salud (Cres), Vicente Ortún, no hay evidencia científica de que esto sea así. 'No se ha demostrado que el paciente que va a la privada no vaya a la pública', señala. Otro experto en el área, Enrique Castellón, admite que la descarga no se ha cuantificado, pero defiende que es un hecho.

'Si así fuera, no estaría en contra de que los pacientes de la privada desgravaran por ello', confiesa Ortún. Por su parte, el jefe de Economía de la Salud de la Escuela Nacional de Sanidad, José Ramón Repullo, razona que desgravar por pagar una sanidad complementaria, como se hacía hasta 1997, generaría desigualdades. 'El que va a la privada lo hace porque quiere. El Estado no debe dejar de ingresar dinero por ello', asevera.