Público
Público

El CNI alertó el domingo de que ETA planea un secuestro

Un documento de la banda plantea dos acciones de envergadura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alerta acerca de los planes de ETA para cometer el secuestro de una persona 'relevante' durante el semestre de presidencia española de la UE procede del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Los responsables de la lucha antiterrorista en Policía y Guardia Civil fueron informados el pasado domingo de la escueta nota emitida por el CNI, 24 horas antes de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, hiciese público lo sustancial de su contenido en una rueda de prensa en Erandio, junto al consejero vasco, Rodolfo Ares.

El CNI ha obtenido en los últimos días una información fiable de que la estrategia de la banda pasaba por recuperar los planes para un secuestro, aseguraron fuentes de la lucha antiterrorista. Otras informaciones obtenidas por el espionaje español han permitido a las Fuerzas de Seguridad asestar los principales golpes a ETA en Francia desde el final de la tregua, entre ellos el que supuso la detención del jefe del aparato militar Garikoitz Aspiazu, Txeroki, en noviembre de 2008.

La información del CNIcoincide en parte con otra que maneja la Guardia Civil desde hace meses y que aparecía en uno de los documentos del debate asambleario que mantuvo ETA desde el final de la ruptura de la tregua y hasta el pasado verano. En el mismo se apuntaba a la comisión de dos acciones de envergadura. El análisis de los agentes antiterroristas es que se podría tratar de un secuestro y de un atentado.

A lo largo del día de ayer, los miembros de colectivos de riesgo, como jueces, empresarios y políticos, así como los encargados de su seguridad, fueron alertados por la Consejería de Interior o por el ministerio del riesgo anunciado la jornada previa por Rubalcaba.

Las duras críticas vertidas al ministro por los representantes de los agentes motivaron que el propio director general de Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, telefonease a los sindicatos policiales para explicar que el anuncio del ministro respondía a 'informaciones fiables'. No obstante, el secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ignacio López, insistió en que el formato elegido para trasladar la alerta 'no fue el más adecuado'.

En el PP se produjo un giro copernicano a lo largo del día. Al mediodía, su responsable de Comunicación, Esteban González Pons, acusó a Rubalcaba de 'imprudencia' por el anuncio y lo achacó a que el ministro 'está nervioso', sin atreverse a dar las razones de ese nerviosismo. Por la tarde, la número dos, María Dolores de Cospedal, cambió de discurso y se limitó a constatar la 'extrañeza' que había producido tal noticia en 'mucha gente', pero reiteró el apoyo de los conservadores a la lucha antiterrorista del Gobierno. Confirmó que Rubalcaba ya les había informado de la amenaza.