Público
Público

El cobro a los padres por el portátil irrita a Educación

Catalunya ya anunció que las familias pagarían 300 euros por el ordenador del Plan Escuela 2.0

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Si se ha hecho un esfuerzo de 200 millones de euros para su distribución, es para que las familias no paguen por lo ordenadores', advirtió el viernes el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, tras la celebración del Consejo de Ministros que aprobó el Plan Escuela 2.0. El Gobierno censura la intención de algunas comunidades autónomas, confirmada hasta el momento por Catalunya, de cobrar a los padres por el material informático.

El plan que anunció el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el pasado debate sobre el estado de la nación, consiste en el reparto de portátiles entre los alumnos y los profesores de 5º de Primaria a partir del curso que viene.

'Si el alumno no paga, no cuida el material', dicen en la Generalitat

La inmersión de las clases en la nuevas tecnologías será progresiva a lo largo del próximo curso. Desde el primer día, comenzarán con los nuevos métodos 7.100 alumnos en 300 aulas piloto repartidas por toda España. El objetivo del Gobierno es que a final de curso el ordenador llegue a 392.000 alumnos y 20.000 profesores, así como a 14.400 aulas.

El departamento de Educació de la Generalitat de Catalunya opina que 'si el alumno no paga nada por el material, no lo cuida' y, por tanto, sólo piensa abonar el equipamiento de las aulas.

Fuentes de este departamento consideran que 'si los padres pagan 250 euros de media cada año por los libros de texto, también pueden costear los 300 euros' del modelo de ordenador 'ultraportátil' que propone el plan y que usarán durante cuatro cursos. Los alumnos, en cualquier caso, serán los propietarios del ordenador.

'El Gobierno aporta su 50% sin cobro', responde el Ministerio

El presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), Pedro Rascón, cree que 'la responsabilidad de los alumnos para cuidar el material no puede venir del cobro, sino de la labor de concienciación diaria por parte del profesor'. 'Nos parece básico que la educación obligatoria sea gratuita y si lo pedimos para los libros, también para este asunto', subrayó Rascón.

'El Gobierno aporta su parte sin el cobro a las familias', explicaron fuentes del Ministerio. El departamento de Gabilondo mostraba ayer su sorpresa al ser consultado sobre la intención de Catalunya,puesto que en las últimas negociaciones 'ninguna autonomía se había atrevido a proponer el copago de los padres'.

Gabilondo detalló ayer las condiciones para la próxima firma del convenio con las comunidades, que prevé el pago del proceso al 50% entre Ejecutivo y autonomías.

Las clases deberán tener conexión a Internet, los ordenadores estarán interconectados con el del profesor y la pizarra digital, y la clase contará con un mueble para cargar la batería de los aparatos.

El Gobierno ha negociado además con las compañías telefónicas unas tarifas especiales para que los alumnos tengan Internet en su domicilio. Esta 'tarifa deberes' será opcional y siempre correrá a cargo de los padres.

El ministro reiteró que 'no se trata de un mero reparto de portátiles a los alumnos', sino que el plan persigue una modernización global de los métodos de enseñanza que conlleva novedades incluso en la formación de los profesores. 'El plan no va en contra de los libros, ni el esfuerzo, ni el estudio', añadió.

Gabilondo anunció la colaboración de las editoriales en la elaboración de las unidades didácticas junto con las empresas de informática. 'Las Comunidades deberán presentar un concurso público de igualdad de oportunidades para las empresas que posibilitará también el uso de software libre', explicó.