Público
Público

"Coja la M-501 en dirección a Madrid"

Comienzan las pruebas piloto del nuevo examen práctico de coche.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bastante tengo con controlar los nervios como para encima estar pendiente de las señales'. Hecha una furia, Alba Pérez, de 20 años, hace esfuerzos por contener las lágrimas tras bajar del coche de autoescuela. Es su segundo examen y su segundo suspenso. Pero es el primero que hace siguiendo el nuevo protocolo que ayer se implantó, como prueba piloto, en el ejercicio práctico de siete ciudades, entre ellas, Madrid.

Una de las novedades de este cambio en los exámenes prácticos de coche es la conducción autónoma. El alumno tiene que circular durante los diez primeros minutos sin que el examinador le indique por dónde ir. 'Coja la M-501 en dirección Madrid', fue una de las órdenes más repetidas ayer. Aunque Alba conocía esta novedad, lo de ir por libre la ha puesto todavía más nerviosa. 'Prefiero mil veces que me vayan indicando', cuenta. 'Te crea confusión, indecisión e inseguridad', añade Olvido Fragoso, su compañera de examen. 'Y si no te conoces la zona, estás perdido', coincide Andrés Miguel Gamero, de 19 años. 'Me he metido por una calle cortada y luego me ha costado mucho salir, me he espabilado como he podido', agrega.

'Prefiero mil veces que el examinador me vaya indicando', dice una alumna

Eso es, precisamente, lo que pretende el nuevo modelo de examen, que resulta de una directiva europea a la que España debe adaptarse, como muy tarde, el 19 de enero de 2013. 'El objetivo de la conducción autónoma es que la prueba se parezca al máximo a la conducción real', cuenta el jefe de Área de Pruebas de Aptitud, Ángel López.

Este cambio no sólo es positivo para los alumnos, dice López, sino también para los profesores. 'En las autoescuelas se enseña en función de la exigencia, por lo que esta mejora de la calidad en las pruebas prácticas, combate también la monotonía en la enseñanza', señala López. La mayoría de profesores está de acuerdo. 'Los alumnos salen más preparados', afirma Fernando Aguirre, de la autoescuela Avanzada.

Por ejemplo, se acabaron los exámenes de cinco minutos, aunque el alumno esté suspendido. Excepto en tres supuestos de faltas muy graves (que implican el suspenso automático), el examen tiene que durar 25 minutos. Hasta ahora, los alumnos conducían entre 15 y 20 minutos. 'El examen se me ha hecho eterno, es mucho tiempo conduciendo, yo he terminado agotada', confiesa Laura Corbillo, voz de la experiencia tras cinco exámenes suspensos.

La conducción autónoma busca que la prueba se parezca a la realidad

El objetivo de aumentar el tiempo de examen es fomentar la evaluación global. Esta es una de las últimas fases del protocolo de la UE, que acabará obligando a los profesores a 'tener en cuenta las situaciones de conflicto que supera el alumno', cuenta López, y por lo tanto, a valorar no sólo los fallos, sino también los aciertos.

La nueva prueba también incluye comprobaciones previas sobre los sistemas técnicos y de seguridad del coche. ¿Dónde están las luces antiniebla?, ¿cuál es el tamaño de las ruedas del coche? o ¿dónde está el líquido de frenos? fueron las preguntas más repetidas ayer en Móstoles.