Publicado: 23.01.2016 21:37 |Actualizado: 23.01.2016 23:55

El colectivo de militares republicanos homenajea al ex teniente Segura

Varias asociaciones civiles y militares, con miembros de la Unión Militar Democrática al frente, se han sumado a este nuevo reconocimiento al ex militar, que denunció corrupción en las Fuerzas Armadas, siendo silenciado por el Ejército y castigado con meses de arresto y su expulsión del cuerpo

Publicidad
Media: 4.69
Votos: 16
Comentarios:
El coronel retirado Luis Otero, fundador de la UMD, el ex teniente Luis Gonzalo Segura, y el capitán de navío de la Armada Manuel Ruiz, del colectivo de militares republicanos Anemoi.

El coronel retirado Luis Otero, fundador de la UMD, el ex teniente Luis Gonzalo Segura, y el capitán de navío de la Armada Manuel Ruiz, del colectivo de militares republicanos Anemoi.

@CdelCastilloM

MADRID.- El ex oficial del Ejército de Tierra Luis Gonzalo Segura sigue recibiendo reconocimientos a su labor, incluso meses después de haber sido expulsado de las Fuerzas Armadas. El colectivo de militares republicanos Anemoi ha homenajeado este sábado al oficial por su "compromiso y valentía" al saber ser "un hombre de su tiempo", un tiempo en el que "ya solo cabe más democracia y sociedad ética y justa, sin tronos, sin imposiciones, sin oropeles y sin corrupción. Y, sobre todo, sin impunidad". 

Al acto organizado por este colectivo de militares republicanos han asistido antiguos miembros de la Unión Militar Democrática (UMD), entre los que se encontraba su fundador, el coronel retirado Luis Otero. Otras asociaciones e instituciones civiles y militares, como el Foro Milicia y Democracia, el Ateneo de Madrid, la Fundación Internacional de Derechos Humanos, el Foro Social Segovia, descendientes de soldados republicanos exiliados o referentes entre los alertadores contra la corrupción como Ana Garrido también han querido estar presentes.  

"Este homenaje debería hacérselo el Ejército español, al que algún día el teniente volverá", han manifestado desde el colectivo de militares repiblicanos

Segura, una vez teniente del servicio de Información del Ejército, decidió atacar la corrupción de la que había sido testigo en la institución. Tras comprobar que sus mandos hicieron caso omiso a sus partes elevados por cauce interno hizo uso de la vía judicial. Los tribunales militares desestimaron sus denuncias "sin atender a sus pruebas o realizar ninguna investigación o auditoria", acusó Segura. 

El ex militar comenzó entonces una cruzada para lograr que sus denuncias no cayeran en olvido. Dos libros, una huelga de hambre y decenas de entrevistas y colaboraciones en medios de comunicación —como en este medio, donde cuenta con un blog personal— le valieron meses de arrestos y, finalmente, la separación del servicio. "Es el mundo al revés, donde los corruptos están arriba y se les premia, y se castiga, como se ha castigado a Luis, a las personas honestas", ha denunciado Enriqueta de la Cruz, escritora y periodista encargada de ofrecer el discurso de homenaje a Segura. 

Anemoi, Segura y Ana Garrido

De izquierda a derecha: dos miembros del colectivo Anemoi, Luis Otero, el ex teniente Segura, Ana Garrido, y Carmen Macías, esposa de Otero.  



"Comportamientos como el tuyo dignifican la palabra patria", ha dicho al ex teniente el representante del Ateneo de Madrid. "Necesitamos un Ejército democrático para defender la democracia. Muchos han sido los que han luchado en silencio para que así sea", ha manifestado por su parte un miembro del Foro Social, haciendo referencia a los miembros de la UMD. "¿Dónde están el reconocimiento público que merecen?", se preguntaba.

Segura, que continúa con el proceso judicial tras solicitar la reapertura de su caso al Tribunal Central militar, ha querido agradecer el apoyo recibido, valorándolo "después de tanta lucha, de que te saboteen, de que te silencien tanto". A la vez ha agradecido la presencia de los miembros de la UMD encabezados por el coronel Otero y ha dicho sentirse inspirado por su valentía en un tiempo donde “no te encerraban en un centro disciplinario, sino que directamente te podían pegar un tiro".

Otero, de 83 años y condecorado con la Orden del Mérito Militar, Cruz al mérito militar con distintivo blanco en 2010, ha declarado sentirse "honrado al ver que sobrevive el espíritu de lo que quisimos hacer, gracias también al Foro Milicia y Democracia", donde han confluido muchos de los antiguos miembros de la UMD y del que Otero fue presidente. Hoy es su presidente honorario, y sigue recordando su principio fundamental: "Las Fuerzas Armadas tienen que ser ejemplo de democracia, y defenderla por encima de todo".