Publicado: 02.01.2014 12:11 |Actualizado: 02.01.2014 12:11

El colectivo de presos convoca un acto el sábado con excarcelados de ETA

Se celebrará a mediodía en la localidad de Durango para valorar el último comunicado del EPPK. La Audiencia Nacional pide a la Ertzaintza un informe sobre el acto.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK) celebrará el sábado en Durango (Bizkaia) un acto en el que tomarán parte los etarras excarcelados a raíz de la derogación de la doctrina Parot.

El acto será a las doce y media del mediodía en el Kafé Antzokia (café teatro) de esta localidad. Según la convocatoria, la razón de la misma es valorar el reciente comunicado del propio EPPK en el que los presos de ETA reconocían el "sufrimiento y daño multilateral" causado y aceptaban someterse a los cauces legales para conseguir excarcelaciones de forma "escalonada" e "individual".

El juez Santiago Pedraz, de guardia esta semana en la Audiencia Nacional, ha dictado una providencia en la que pide a la Ertzaintza, a instancias de la Fiscalía, que "con la máxima urgencia" le informe sobre el acto en el que participarán 63 etarras recientemente excarcelados.

El magistrado limita esta petición a la Ertzaintza, al circunscribirse el acto en el País Vasco, a pesar de que el Ministerio Público le había pedido que también se requieran informes a la Policía Nacional y a la Guardia Civil.

Concretamente, Pedraz solicita información sobre la persona, personas u organización convocantes del acto, sobre los participantes, el medio por el que se efectúa la convocatoria y su posible relación con la organización terrorista ETA, , por si el mismo pudiera ser constitutivo de un delito de enaltecimiento del terrorismo o menosprecio a sus víctimas.

Ayer la asociación Dignidad y Justicia pidió en la Audiencia Nacional que prohibiera este acto.

También el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso José Antonio Bermúdez de Castro se ha opuesto al acto y ha confiado en que finalmente no se celebre, aunque ha recordado que prohibirlo está "en manos de la Fiscalía y de los jueces".