Público
Público

Colectivos críticos con el Papa se movilizan contra su visita a Barcelona

Saldrán a la calle tres días antes de la visita bajo los lemas "Por un estado laico" y "Yo no te espero"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sindicalistas, laicos, ateos, librepenadores, colectivos de homosexuales, feministas y católicos críticos con el Papa están ultimando los preparativos de las diversas movilizaciones que tendrán lugar en Barcelona durante los días previos a la visita de Benedicto XVI. Una visita que fue calificada por los obispos españoles como un auténtico 'negocio'.

El Movimiento Laico y Progresista ha convocado una manifestación para el próximo 4 de noviembre, tres días antes de la visita del santo padre a Barcelona, para reivindicar 'el estado laico' y protestar por las 'muchas prebendas que todavía disfruta la Iglesia Católica', según el secretario general de esta asociación, Jofre Villanueva.

'Por un estado laico' y 'Yo no te espero' son dos de los lemas de esta manifestación, a las que ya han hecho público su apoyo diversos sindicatos, y colectivos de ateos, librepensadores, homoseuales y feministas.

'No hemos convocado la manifestación para el mismo día de la visita del papa, sino tres días antes, porque no queremos pelearnos con los católicos, solo queremos que se oigan nuestras reivindicacines', ha puntualizado Villanueva.

El líder del Movimiento Laico y Progresista considera 'intolerable' que 'el dinero de todos los españoles se invierta en pagar la visita del Santo Padre', y estima que 'cada hora que el papa pase en España costará 800.000 euros'.

En su opinión, Benedicto XVI 'tiene todo el derecho de visitar España', pero 'sus gastos no deben ir a cargo de los contribuyentes'.

'Cada hora que el papa pase en España costará 800.000 euros'

Asimismo, considera que el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, 'puede ir a ver al papa como una opción personal, pero es lamentable que tenga un encuentro institucional con un jefe religioso que viene a Barcelona para celebrar un acto religioso'.

La manifestación también pretende sacar a la palestra 'la manifiesta homofobia de la jerarquía católica', que, en opinión de estos sectores, incentiva 'otras discriminaciones igualmente contrarias a los valores democráticos, como la que ejercen contra las mujeres'.

En este sentido, colectivos de homosexuales y feministas han confirmado ya su apoyo a esta manifestación y a otras protestas que todavía se están fraguando.

El encubrimiento de los casos de pederastia dentro de la Iglesia también estará presente en esta manifestación, así como las quejas de las asociaciones de prevención del SIDA por las campañas contra el preservativo que impulsan colectivos católicos. Por su parte, los católicos críticos con el Vaticano han anunciado que participarán 'a nivel personal' en la manifestación del 4 de noviembre, pero que convocarán un acto propio el 6 de noviembre.