Publicado: 07.11.2012 12:41 |Actualizado: 07.11.2012 12:41

El Colegio de Médicos de Madrid rechaza la privatización de González

Advierten de que supone el "deterioro de la calidad asistencial" y una "reordenación que genera despidos encubiertos de interinos y eventuales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem) ha rechazado "de manera rotunda" esta mañana el Plan para la sostenibilidad del sistema sanitario público que pretende poner en marcha la Comunidad de Madrid y que se traduce en la privatización de seis hospitales, en la transformación de otros dos, y en la implantación del euro por receta.

El colegio, que representa a 39.000 médicos de Madrid y convocó a su gabinete de crisis cuando conoció la noticia, advierte de que el plan del presidente, Ignacio González, "puede acarrear un deterioro de calidad asistencial con una reducción de plantillas y una reordenación que conlleva un despido encubierto de interinos y eventuales", ha afirmado la presidenta del órgano, Sonia López Arribas. El colegio alerta también de "la incertidumbre que el plan genera sobre la formación de los futuros médicos" cuyos hospitales pasen a ser de gestión privada y rechaza el euro por receta "porque puede afectar al cumplimiento terapéutico". Como a alternativa a esta medida de repago, proponen la "implantación de la receta electrónica" o de "medidas que penalicen el abuso de la medicina", ha señalado el vocal de Atención Especializada y Hospitales, Eduardo Lobo.

La presidenta del colegio también ha criticado que el plan "se ha elaborado sin contar con los médicos ni con otras asociaciones profesionales y sociedades científicas". Además, la institución se ha mostrado preocupada por la transformación de los hospitales de La Princesa y el Carlos III porque "va a suponer una reducción de la calidad asistencial" y "no se ha previsto qué va a ocurrir con sus unidades de referencia". 

Por todo ello, el colegio exige "la retirada del plan desde la lealtad institucional a la Consejería de Sanidad" y propone "la creación de grupos de trabajo para elaborar un proyecto alternativo", para lo que cree que habrá "consenso". López Arribas se ha mostrado a favor de "cambios graduales", en lugar de "radicales"