Público
Público

Los compañeros de los cooperantes secuestrados piden discreción en las negociaciones

Los miembros de la ONG Barcelona Acció Solidària confían en que las gestiones del Gobierno den resultado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los compañeros de los tres miembros de la ONG Barcelona Acció Solidària secuestrados el pasado día 29 de noviembre en Mauritania por Al Qaeda pidieron 'discreción' en las negociaciones para su libertad y agradecieron el apoyo y solidaridad de la sociedad y los medios de comunicación.

La expedición, integrada por 38 cooperantes, llegó sobre las 10 horas de este miércoles a la terminal 2B del aeropuerto de El Prat, donde fue recibida por el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, cuya esposa, Belén Cosín, formaba parte de la Caravana Solidaria.

El viaje de retorno de los cooperantes coincidió con la reivindicación del secuestro de Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez por la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico mediante una grabación enviada a la cadena Al Yazira, un anuncio al que el Gobierno ha dado credibilidad.

En la zona de salidas del aeropuerto de El Prat se habían concentrado desde primera hora de la mañana un centenar de familiares y amigos de los cooperantes y un nutrido grupo de medios de comunicación.

'Os queremos dar la bienvenida a Barcelona y agradecer el trabajo que habéis hecho estos últimos días y el que venís realizando en esos países', dijo el alcalde a la llegada de los viajeros.

'Queremos agradeceros el trabajo que hacéis y expresar que estamos orgullosos que decidierais acabar el trabajo que habíais empezado', añadió Hereu, que les dio las gracias también por haber 'sido una piña' y haber hecho llegar 'la solidaridad a las personas que la necesitan'.

El alcalde de Barcelona senaló que 'hoy no es un día para celebrar nada' y ha asegurado estar preocupado 'por las tres personas que no están entre nosotros' y dedicar todos los esfuerzos necesarios para liberarlas.

'Tenemos que trabajar para que eso sea posible y para ello es fundamental la unidad de todas las administraciones y también estar cerca de las familias que hoy no han podido recibir a sus familiares', concluyó Hereu.

Por su parte, el representante de la Caravana Solidaria, Antoni Camps, dijo: 'El trabajo que hemos hecho estos días nos ha hecho ver que hicimos bien decidiendo seguir con la caravana después de los hechos'.

'No estamos todos, nos faltan tres compañeros pero ahora es el momento de ser fuertes', prosiguió Camps, que ha mostrado su 'agradecimiento a los medios de comunicación' por la solidaridad y el apoyo mostrados durante estos días.

Este representante de la caravana ha considerado que ahora el 'gran reto' es estar pendientes de las gestiones que el Gobierno pueda hacer, y después de conocerse que Al Qaeda ha reivindicado el secuestro, lo único que queda es 'condenar esta acción y estar al lado de los familiares'.

Antoni Camps aseguró que confía que las gestiones del Gobierno 'puedan dar resultado' y liberar a sus compañeros y, tras reconocer que el momento de la llegada a Barcelona era duro por faltarles sus tres compañeros, dijo que tenían que 'ser fuertes por ellos'.

Otro de los miembros de la caravana, el periodista Joan Ramón Jiménez, afirmó que la solidaridad recibida de las poblaciones destinatarias de sus proyectos les ha hecho ver que no tenían que desfallecer.

Los tres cooperantes fueron secuestrados el pasado 29 de noviembre a unos 150 kilómetros de Nuakchot, cuando viajaban en un convoy de Barcelona Acció Solidària por la carretera que une la capital mauritana con Nuadibú, la ciudad mas importante del norte del país.