Público
Público

¿Qué tienen en común Belén Esteban y el PP?

La Guardia Civil detiene a cuatro jóvenes ‘hackers' por sabotear 500 webs, entre ellas la del partido de Rajoy y la de la ‘estrella' de la telebasura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres eran menores de edad. El cuarto acababa de cumplir los 18 años de edad. Y todos formaban Ka0 Team, un grupo de hackers autodidactas que en los últimos meses ha saboteado presuntamente nada menos que 500 páginas web. Entre ellas, la del PP, la del Partido Socialista de Madrid, la del Defensor del Menor de esta comunidad, la del programa ‘Sálvame' de Telecinco, la de Turismo de Argentina, la de la discográfica Sonymusic y la de Belén Esteban.

'Qué bonito es mentir en la TV, ¿verdad?. Ríete ahora. Quien ríe último, ríe mejor', le llegaron a dejar escrito al célebre personaje de la telebasura en su propia página web bajo la firma del grupo, un puño en rojo sobre un fondo negro.

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil puso hace unos días fin a sus andanzas. La investigación se inició el pasado mes de abril, después de que el PP presentase una denuncia tras ver como su página en internet era saboteado por un entonces desconocido grupo de hackers a finales de marzo.

Poco después llegaba también la denuncia del programa ‘Sálvame'. Los agentes iniciaron entonces un rastreo de los logs y registros de conexiones y usuarios de ambas páginas, así como en los foros de Internet frecuentados por hackers en busca de los cuatro autores de estos actos, que se identificaban siempre con los alias xassiz, kr0no, Ca0s y K41S3R.

Los cuatro reconocieron desde el primer momento ser los autores del sabotaje

Las pesquisas permitieron identificar a finales de junio a los dos primeros y proceder a su detención en sus localidades de residencia, Valencia y La Coruña. El análisis del material informático que ambos tenían en sus domicilios facilitó conocer la identidad de los otros dos, que vivían en Madrid y León. Según fuentes cercanas a la investigación, los cuatro reconocieron desde el primer momento ser los autores del sabotaje e, incluso, 'se mostraron orgullosos de lo que habían hecho'.

'No lo hacían por dinero. Simplemente querían ganar prestigio y fama en internet para conseguir acceder a foros de hackers más restringidos donde pudieran aprender nuevas técnicas para atacar portales en la Red', señalan a Público.es estas mismas fuentes. Según la investigación, los ahora detenidos utilizan para sus sabotajes una técnica denominada ‘defacement', para lo que utilizaban un programa denominado Pirulín -nombre que sirvió para bautizar la operación de la Guardia Civil-. Con éste, exploraban las vulnerabilidades de los servidores en los que se alojaban las páginas web para modificar su contenido original.

Además de en grupo, cada uno de los cuatro jóvenes también actuaba individualmente. De hecho, el más activo de ellos, xassiz, ha llegado a reivindicar 300 ataques distintos. En otra ocasión, el grupo llegó a alardear de haber saboteado 29 páginas web en tan sólo quince días. 'Nunca se habían encontrado físicamente los cuatro. Su relación era vía Internet', señala uno de los agentes que ha participado en la investigación y que destaca que todos ellos eran autodidactas y que sus equipos informáticos no eran especialmente sofisticados.