Público
Público

La Comunidad de Madrid cierra cuatro centros de drogodependientes

Alrededor de 1.200 usuarios se verán afectados, aunque la Agencia Antidroga asegura que ninguno de ellos quedará desatendido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comunidad de Madrid, a través de la Agencia Antidroga, no ha renovado el convenio de funcionamiento de cuatro centros de drogodependientes que atienden a unas 1.200 personas, según informó la Cadena Ser. Las instalaciones que dejarán de funcionar el próximo 31 de diciembre son el centro de tratamiento y diagnóstico (CTD) del barrio de Usera, que gestiona Proyecto Hombre, los centros de atención integral (CAID) de Tetuán) y Moratalaz, responsabilidad de Cruz Roja, y el centro de Punto Omega en Móstoles, una institución que da apoyo psicológico, social y sanitario a miles de toxicómanos y a sus familiares desde los años 70.

Según la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid, los centros que cerrarán ya no son necesarios porque realizan un trabajo que ha quedado 'obsoleto'. En total, alrededor de 1.200 usuarios se verán afectados, pero la agencia asegura que ninguno quedará desatendido porque serán enviados a centros próximos.

La no renovación de los contratos de las ONG se produce después de que la Comunidad de Madrid recortase un 63,34% los fondos que entrega a estas entidades durante el año 2012. La partida pasa de los 980.286 euros de 2011 a los 359.418 euros actuales. El año pasado, la Comunidad ya cerró la narcosala de Las Barranquillas (Villa de Vallecas) y canceló su apoyo a la comunidad terapéutica El Batán, gestionada por Proyecto Hombre. Sus trabajadores se encerraron para impedir el cese del servicio, pero la Agencia Antidroga no cambió de parecer y hoy El Batán sigue abierta gracias a voluntarios y extrabajadores (algunos, toxicómanos rehabilitados).