Público
Público

Conde-Pumpido vincula a los miembros de Askapena con las FARC

Asegura que el terrorismo utiliza un "sistema de protección" mediante "conexiones internacionales, en este caso con las FARC"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha vinculado a los siete miembros de Askapena detenidos en la madrugada del martes en el País Vasco y Navarra por su relación con ETA, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

'Es importante luchar contra este sistema de protección que el terrorismo tiene a través de conexiones internacionales, en este caso con las FARC, que es una organización afortunadamente en decadencia pero que tiene conexiones internacionales', ha dicho Conde-Pumpido.

El fiscal general se ha pronunciado así, en declaraciones a los periodistas, tras inaugurar junto al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, una jornada sobre la nueva Ley de Planta y Demarcación.

Por su parte, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha felicitado a las Fuerzas de Seguridad del Estado por la detención de una red que 'es una parte esencial del entramado de apoyo a ETA'.

Ares ha señalado en un comunicado que Askapena se encarga de realizar 'labores de proselisitsmo a nivel internacional para conseguir apoyos a las actividades de la organización terrorista'. Las detenciones de esta madrugada, ha señalado, son la 'prueba evidente de que las diversas policías no están en tregua y de que el único destino de los terroristas y de quienes les apoyan es responder de sus delitos ante la justicia'.

Ares ha añadido que el mantenimiento de una línea de trabajo continua por parte de todos los cuerpos policiales contra ETA y todas las organizaciones de su entorno 'es la mejor garantía para caminar hacia el final del problema de la violencia en Euskadi'.

'Las diversas policías no están en tregua', ha manifestado, al tiempo que ha reiterado que los terroristas y quienes militan en las organizaciones de apoyo de su entorno 'tienen que tener claro que su único destino es acabar respondiendo de sus delitos ante la autoridad judicial'.