Público
Público

Condena a un edil de IU por injuriar a un partido racista

Pidió la suspensión de una manifestación de España 2000 y lo calificó de "banda terrorista"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un concejal de IU en Valencia tendrá que pagar 500 euros al partido ultraderechista España 2000 por “daños morales”. Así lo establece una sentencia hecha pública ayer por un juzgado de esta ciudad, que considera culpable al regidor, Amadeu Sanchis, de una falta de injurias. Sanchis tendrá que pagar, además, 150 euros de multa, y los gastos de la publicación de la condena en un periódico regional.

Los hechos por los que el concejal ha sido condenado sucedieron en noviembre del año pasado. Entonces, Sanchis emitió una nota en nombre de su partido en la que criticó la convocatoria de una manifestación racista en el barrio valenciano de Benimaclet. La marcha había sido organizada por España 2000 con el lema “La inmigración masiva, los okupas y el paro han degradado Benimaclet”.

La manifestación provocó el temor y el rechazo de las asociaciones vecinales y de comerciantes más representativas; hubo incluso establecimientos que cerraron sus puertas mientras los ultraderechistas desfilaron por las calles. Varios vecinos denunciaron a componentes del partido racista por coacciones y amenazas en los días previos a la manifestación. Dos días después de la marcha, hubo una concentración de repulsa a la que acudieron los representantes de la mayoría de colectivos vecinales.

En su nota, Sanchis pidió a la Delegación del Gobierno que evitara la manifestación y calificó a los convocantes de “bandas terroristas que amenazan, coaccionan, torturan y, ya en muchos casos, asesinan”. La sentencia establece que estas declaraciones “exceden lo normal en una crítica dentro del estado social y democrático de Derecho” y constituyen, por tanto, una falta de injurias. Sanchis alegó en su defensa que no citó expresamente a España 2000 en la nota, pero el juez considera probado que el concejal sabía que eran estos los convocantes.

La sentencia, sin embargo, reconoce que Sanchis ejerció una “sana crítica” cuando afirmó en su nota que la marcha “pone en peligro la integridad física de los vecinos, la seguridad y convivencia” y cuando pidió tolerancia cero a grupos de extrema derecha. El concejal afirmó ayer que se reserva la posibilidad de presentar un recurso. Por su parte, el candidato de la formación racista por Valencia, Samuel Azor, se felicitó en su blog por la condena a Sanchis: “Amadeu ayuda con este donativo a pagar nuestra campaña ‘¡Ni uno más! Los españoles primero’”.