Público
Público

La condena a Marruecos se abre paso en el Congreso

IU-ICV confía en sumar apoyo suficiente para su iniciativa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Sería injusto no condenar una agresión porque el agresor esconda los hechos', sostiene la moción de Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds que debatirá el próximo martes el Congreso para promover la condena de la Cámara al ataque marroquí sobre El Aaiún.

'Lo que empezó como una manifestación pacífica' del pueblo saharaui 'ha acabado, como ellos mismos temían, en una masacre', denuncia la iniciativa. El texto consta de siete puntos (ver columna de la derecha) e insta al Gobierno a 'condenar el desalojo' del Campamento Dignidad y denunciar la 'violación sistemática' de los Derechos Humanos en el Sáhara, entre otras exigencias que tratan de poner al PSOE contra las cuerdas de su rechazo a condenar el desmantelamiento por la fuerza del asentamiento de Gdeim Izik.

La moción que se someterá a la votación del Pleno del Congreso es una propuesta 'de máximos', según admiten sus promotores, que busca concitar el máximo número de apoyos en su punto primero, en el que se pide al Ejecutivo, precisamente, que 'condene' el ataque.

En esos términos, la iniciativa es inasumible para el Gobierno y el PSOE, enrocados en su actitud de limitarse a lamentar los hechos, pero no para el resto de fuerzas, según entiende IU-ICV. De esta manera, los autores de la moción esperan concitar el máximo número de apoyos por parte de la oposición en la votación de la propuesta y lograr la derrota del Grupo Socialista .

Los firmantes de la enmienda parten de una premisa para acariciar esta posibilidad: representantes de todos los partidos, menos el PSOE, han condenado los hechos en un arco de sensibilidades que va desde el PP hasta la izquierda minoritaria. Aún así, los portavoces de IU-ICV en el Congreso admiten que aún no han comenzado a negociar con el resto de formaciones.

Hay tiempo. Las elecciones catalanas del domingo han vaciado el Congreso y aplazado los contactos hasta el lunes, según reconocen todos los grupos consultados. Para amasar el consenso, IU-ICV troceará la votación de la enmienda, consciente de que algunas de sus peticiones, como el reconocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática o el cese de los acuerdos pesqueros con Marruecos, cuentan de antemano con el rechazo de buena parte de la oposición, comenzando por el PP, cuyo concurso es necesario para derrotar al PSOE.

Para completar esta ofensiva, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, impulsó ayer una nueva solicitud de comparecencia ante el Pleno del Congreso del presidente del Gobierno para que explique antes de fin de año la crisis del Sáhara. El PSOE sólo podría frenar esta petición si logra la complicidad de CiU, ya que el resto de fuerzas apoya la solicitud.

1. Condena

Condenar el desalojo violento del pasado 8 de noviembre del campamento de Gdeim Izik y la represión posterior hacia los activistas saharauis en El Aaiún por parte del Reino de Marruecos.

2. Derechos Humanos

Denunciar la violación sistemática de los derechos humanos en los territorios del Sáhara Occidental ocupados por parte del Reino de Marruecos.

3. Frente Polisario

Intensificar y profundizar las relaciones con el Frente Polisario, legítimo representante del pueblo saharaui.

4. Autodeterminación

Coordinar las acciones necesarias con el fin de culminar el proceso de descolonización del Sáhara Occidental, a través de la convocatoria de un referéndum de autodeterminación que incluya la independencia, de acuerdo con la legalidad internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

5. Reconocimiento

Reconocer formalmente a la República Árabe Saharaui Democrática e impulsar el reconocimiento internacional de la misma.

6. Intereses pesqueros

Presionar a la Unión Europea para el cese de los acuerdos pesqueros con Marruecos y que deje de ser partícipe de la explotación ilegal de sus recursos.

7. Unión Europea

Que el Gobierno promueva y reclame la creación de una comisión internacional de interposición bajo mandato de la Unión Europea.  

DISPLAY CONNECTORS, SL.